miércoles, 21 de septiembre de 2016

Vamos a Jugar al Running. Gamificación atlética.

La forma que tenemos de afrontar la actividad física, es muy variopinta entre cada uno de nosotros. El afán competitivo, las ganas de estar más sano, la necesidad de perder peso o simplemente disfrutar del momento. Son algunas de las razones que mueven.

Pero...¿qué os parece si "gamificamos" nuestro deporte favorito? Uish, que palabra más curiosa hemos utilizado, gamificar. Según la wikipedia: la gamificación o ludificación es el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio, en actividades no recreativas con el fin de potenciar la motivación, así como de reforzar la conducta para solucionar un problema u obtener un objetivo. El juego, como fuente de motivación.

Seamos francos, el deporte es divertido, pero cuando se convierte en una actividad rutinaria o lo implementamos de forma estructurada en los entrenamientos...a largo plazo puede terminar siendo un auténtico coñazo suplicio. Lo cual nos desmotiva.

Es por ello que debemos emplear nuestras propias estrategias de juego para hacer el running mucho más divertido. No hace falta realizar grandes cambios, simplemente añadir pequeños detalles a nuestras rutinas de entrenamiento, cambios en el material que usamos, etc.

Imagen vía: triatlonsindrafting.com

¿CÓMO GAMIFICAMOS EL RUNNING?

Empezamos partiendo de la idea de que corremos porque nos gusta o porque nos reporta algún beneficio. Si desde el principio te supone una labor titánica: cambia de deporte y no sufras...ya encontrarás tu huequito deportivo en otra modalidad. No todos corremos.

1. Técnica de Carrera: esa gran desconocida e ignorada. Dar saltitos, ponerte a la pata coja, correr en lateral moviendo los brazos, etc. Toda una sarta de movimientos que ayudan al buen corredor a mejorar la forma en la que corren. No todos la practican y no todos saben hacerla.

Sin embargo, es sumamente divertida. Te obliga a salir de tu zona de confort biomecánica. Te hace realizar movimientos y gestos que no sueles hacer habitualmente. Te hace divertirte. Al menos a mi me resulta divertido ir dando saltitos por una pista de atletismo mientras la gente se me queda mirando. ¿Cuál es el problema? ¡Tienes excusa, es técnica de carrera!

Imagen vía: foroatletismo

2. Musiquita rica: olvídate de oir tu respiración, tus pasos y tu ritmo cardíaco. Esas cosas tan geniales que hacemos los corredores que disfrutamos sin música, deben variar de vez en cuando. Hazte una lista de reproducción que te vuelva loco, póntela y empieza a correr.

Aquí el objetivo no es desconectar. Tienes que sentir la música, disfrutar con ella, que sea divertida y amena que te haga sentir la necesidad de bailar. El objetivo es que suplas esas ganas de bailar, de pasarlo bien a través del running. Que el movimiento de correr se sincronice con el ritmo musical, que vayas tarareando la letra, que modifiques tu patrón respiratorio para canta.

Os lo voy a poner requete fácil. Hace tiempo publicamos una lista de reproducción llamada "Mueve tu Cucu Runner". Os invito a echarle un ojo, a escucharla y a comprobar cómo la musica os hace mover el esqueleto mientras corréis. Turn ON the radio!


3. Juegos basados en la movilidad: este verano, ha sido el verano de Pokemon Go. Millones de personas por todo el mundo se han descargado este jueguecito, han salido a la calle y han empezado a moverse como posesos bajo el afán de capturar pokemon.

Muchos han criticado esta aplicación o han hecho notar sus "peligros". Pero vamos a ser objetivos: este tipo de juegos son estupendos para divertirnos mientras que hacemos deporte. Cada zancada que das, cada kilómetro que recorres...¡estás jugando!

Ya sea para capturar bichitos, para conquistar gimnasios que están a varios kilómetros de distancia de tu casa, o para abrir huevos pokemon (los cuales se abren haciendo kilómetros). Aquí lo importante es que te estás moviendo y a la vez, estás jugando.

Cada vez que salgo a correr llevo encendido el Strava para contabilizar mi progreso y el Pokemon para jugar. Y os lo digo claramente: jugar mientras corro me ha ayudado muchísimo a estar motivado y a tener ganas de entrenar...incluso en los peores días. Os recomiendo probarlo.



4. Haz el cafre por la ciudad: que sentido tiene que salgas todos los días a correr por los mismos sitios, en línea recta, haciendo circuitos circulares como si fueras un ratón en una rueda....¿qué sentido tiene? Al final terminas volvíendote loco o en modo "piloto automático".

Te ofrezco una alternativa: juega con tu ciudad/pueblo. Prueba nuevas rutas, sube escaleras, callejea y descubre alternativas. Salta los bancos del parque, haz zigzag entre los árboles, busca las cuestas más jodidas y súbelas con una gran sonrisa. ¡Haz el gamba!

Se trata de que no seas un "runner automata". Se trata de que disfrutes corriendo, de que lo pases bien con lo que te rodea, de que hagas cosas totalmente distintas a lo habitual. Siempre que no ensucies, destruyas o estropees nada: ¡la ciudad es tuya, úsala!


5. Cuantos más jueguen, mejor: competir contra otra persona en tus entrenamientos, de forma sana y divertida, también es una forma de gamificar el running. Si sales a correr con otras personas, descrubriréis que podéis hacer mil y una chorradas juntos.

Desde jugar al pilla-pilla (los más juguetones), hasta simplemente ir parloteando de cosas banales, ir dando pequeñas subidas de ritmo, proponeros ir más rápido hasta un lugar o simplemente jugar a ver "quien llega antes" al otro lado del parque.

Otra alternativa es llevar a tu perrito contigo y disfrutar viéndole sacar la lengua, mover las patitas, perseguirle y que después él te persiga a ti. Cosas así no sólo os ayudan a ambos a estar más sanos sino que además, refuerzan los lazos mascota-dueño. 

Hasta aquí mis consejos. Por supuesto, se pueden hacer muchísimas más cosas para gamificar el running, pero lo dejo a tu disposición y originalidad. Decide tú mismo de que forma quieres jugar mientras sales a correr. Recuerda: si no es divertido, no es deporte.


Espero que la entrada os sea de utilidad, que la compartas con otros corredores y que nos dejes un comentario con tu forma favorita de jugar mientras corres. Nos vemos en la próxima entrada y hasta entonces: ¡a jugar, corredores!

miércoles, 31 de agosto de 2016

Correr, para prevenir el Cáncer de Colon

Nos ha tocado vivir un tiempo en el que, la mayoría de enfermedades que sufre el ser humano, distan muchísimo de las que sufrían nuestros abuelos. Vivimos en un mundo en el que las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, representan la guadaña de la muerte.

Una de esas difíciles enfermedades que tenemos que combatir, es el cáncer de colon. Una enfermedad que, en muchos casos es de etiología genética, pero que en un grandísimo porcentaje, está relacionado con un estilo de vida "inadecuado".

Comer mal, beber mal (alcohol, refrescos, etc), no practicar nada de deporte, exponernos a contaminación ambiental, etc. Son algunos de esos factores que pueden predisponernos a padecer cáncer y concretamente, de lo que queremos hablaros: el cáncer de colon.

Imagen de: www.mejorconsalud.com

Sin profundizar en la patología, me gustaría hablaros sobre una de las soluciones más sencillas, baratas y eficientes para combatir este tipo de cáncer: el ejercicio físico. Y podrás pensar: -si, claro, el ejercicio lo cura todo, hasta el cáncer-. A lo que debo responderte que no, que el ejercicio no cura el cáncer (ojalá), pero es un factor preventivo demostrado, que lo evita.

El mecanismo es muy sencillo: si eres una persona que come mal, se mueve poco y su estado físico es "pésimo", además de sufrir una serie de alteraciones que predisponen a sufrir de cáncer...también se generan alteraciones en nuestro sistema digestivo.

Si te mueves poco, se puede producir estreñimiento. El estancamiento de la "caca" durante más tiempo en nuestros intestinos irrita, afecta y ataca a nuestras pobres paredes intestinales. A largo plazo, puede terminar derivando en una mutación cancerígena que termine convirtiéndose en cáncer de colon. Por tanto: caca estancada, caca que "ataca".

Cuando practicamos deporte: favorecemos el tránsito intestinal, secretamos hormonas que depuran y que ayudan a nuestro organismo a funcionar mejor, estabilizamos nuestros patrones defecatorios (cuándo vamos al baño) y encima, es saludable a nivel GENERAL.

Es por ello que a las personas estreñidas (por ejemplo), se les recomienda hacer deporte para poder ir al baño. Es por ello, que en todas las publicaciones científicas relacionadas, se cita el ejercicio físico como factor preventivo del cáncer de colon. ¡Debemos hacer deporte!

Además, si queréis otro motivo "de peso" por el cual correr es un gran deporte para prevenir el cáncer de colon, os doy la explicación: cuando corremos, botamos muchos más que caminásemos, nadásemos, fuésemos en bici, etc. Podemos producir más ácido láctico y de forma más controlada que en otros deportes (aumentando el ritmo de carrera), lo que nos ayudará a expulsar las heces. Y encima, es un deporte genial para casi cualquier persona.

Estos son, a grandes rasgos y explicado de una forma "llana y sencilla", los motivos por los cuales el running puede llegar a evitar la aparición de una lacra tan terrible como el cáncer de colon. Si encima, sufres de alguna enfermedad inflamatoria intestinal (las cuales predisponen desgraciadamente a poder sufrir cáncer de colon), el deporte debería formar parte de tu vida.

Espero que esta entrada os haya sido de utilidad, que la compartáis con otros corredores y sobre todo, con todos aquellos que practican el "sedentarismo" o el "sofaling". Si tú también practicas deporte por salud, déjanos un comentario con tu experiencia.

jueves, 18 de agosto de 2016

Juegos Olímpicos de Río y el público maleducado

Me animo a escribir, sobre uno de los puntos más feos y denigrantes que está ocurriendo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro: el público. Y no hablo de una nacionalidad en concreto, no hablo de brasileños, ni de sudamericanos, hablo del público en general.

Desde el día de la Inauguración, se hizo patente que el discurrir de los Juegos iba a estar interrumpido y marcado por la carente falta de decoro y educación del público. Ya en dicha gala se empezaron a escuchar abucheos, gritos y malos gestos en las gradas del estadio.

En los medios de comunicación, han intentado suavizar o ignorar este hecho, haciendo "como si existiera". Sin embargo, con el pasar de los días, cada vez es más molesto, más llamativo y más antideportivo. La malaeducación y la carente empatía del público, está presente.

Imagen vía: ecodiario.eleconomista.es
Durante el partido de Rafa Nadal contra Del Potro, el español tuvo que sufrir incontables abucheos, interrupción de puntos, gritos durante los saques, etc. Me tiré todo el partido viendo como el dichoso árbitro decía una y otra vez: "Silencio, obrigado". y el público pasaba de él.

El factor distractor que supone un montón de gentuza gritando tonterías, desanimando a un atleta o simplemente interfiriendo en su concentración, es algo inaudito en unos Juegos Olímpicos recientes. Ni en Londres ni en Pekín ocurrió algo así.

La cosa empeora si hay algún atleta Brasileño de por medio. Entonces cuando la falta de decoro, la malaeducación y el "acoso-derribo" del público se tornan contra el rival del local. "Lo mínimo" que se lleva el competidor, son abucheos y aplausos cuando falla.

Así fue, por ejemplo, en la Gimnasia Artística masculina. En la final, pudimos ver a un brasileño llorando y montando un espectáculo como una colegiala, mientras que el público no paraba de meterle presión a los gimnastas que aún no había hecho su ejercicio.

No digo que los brasileños que han ganado... no merezcan sus medallas. Pero el factor distractor y agresivo que está ejerciendo el público en estos juegos: está siendo determinante. Por muy bueno que seas, piensa lo que debe suponer practicar y competir en tu deporte rodeado de cientos de personas que te gritan, te abuchean, aplauden enfervecidos al rival y contigo hacen "mutis por el foro". Así durante varios días seguidos...Yo terminaría hasta los huevos la coronilla.

Desde el primer día llevo indignado con este tema. Hasta que no he visto esta notica, no he querido escribir nada: "Olimpiadas Río 2016. ¿Un público de mierda o simple pasíón latinoamericana?" De nuevo, reitero que estoy criticando al público general. Eso si: se nota que el protagonismo lo tienen los brasileños, que además, forman la mayoría del público.

El mismo público, también ataca a los atletas locales. De hecho, en la noticia se habla sobre la nadadora brasileña Johanna Maranhao que se expuso a insultos, amenazas de violación, deseos de muerte, etc. Que la llevaron a denunciar a la policía, tras competir en 200 mariposa.

Por supuesto, no hay que dejar de comentar que en muchísimas ocasiones el público se ha ensañado con los atletas sospechosos (o con pasado de dopaje). Incluso en estos casos: es de mala educación agredir y presionar bajo gritos y abucheos (puesto que sólo la ley, es quien debe juzgar y perjudicar a estos deportistas y decidir si son o no inocentes).

Tampoco hay que dejar de comentar que Brasil y los basileños estuvieron/están en contra de la celebración de estos juegos. Especialmente teniendo en cuenta la grave crisis social, económica y política que este país lleva años viviendo. Contentos, no están.

Sea como sea, no están siendo ni de lejos unos juegos olímpicos limpios, deportivos y que pasen a la historia por su calidad. Esto no se puede justificar como "pasión latina", como una forma de implicarse en el evento, o como les de la gana. El público de estos Juegos Olímpicos está siendo una auténtica verguenza, una lacra y un quebradero de cabeza para todos.

Ya existe un deporte en el que se grita a sus jugadores, en el que la pasión de sus seguidores sobrepasa el fanatismo y donde todo gira en torno a la chabacanería insustancial. Entiendo que ese deporte de masas, ese deporte de "pelota", sea el más aclamado de Sudamérica...pero la extrapolación que están haciendo al resto de modalidades...no debería estar consentida.

Es por ello que quiero terminar alabando a los deportistas españoles, que están aguantando la presión como auténticos campeones, que no están teniendo malos gestos y que no están quejándose de la falta de decencia del público (aunque las malas caras, son patentes). Mucho ánimo a todos, dentro de 4 años tendremos un público mejor.

Si lees esta entrada y te animas, me gustaría que dejases un comentario con tu opinión. ¿Qué te están pareciendo los Juegos Olímpicos? ¿Estás de acuerdo con la afirmación de que el público está siendo maleducado? ¿Cuál es tu percepción sobre el tema? 

martes, 16 de agosto de 2016

Si te caes, te levantas. Perdonando al Maratón

Durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, hemos podido disfrutar de una de las pruebas más duras e ingratas del atletismo: el maratón. Concretamente en su versión femenina, es donde más he sentido su caracter duro, agrio y melodramático a nivel español.

Si os soy franco, no vi la prueba ni tengo intención de verla. No porque no me guste, sino porque son dos horas y pico viendo correr a super mujeres, y por muy emocionante que sea...no siempre hay tiempo para ello. Sin embargo, sí que estuve pendiente de las tres españolas.

Tenía muchas ilusiones depositadas en ellas: Estela Navascues, Alessandra Aguilar y Azucena Días. Pero no en que fueran a ganar, no en que fueran a conseguir una pedazo de marca. Para nada. Mis ilusiones estaban puestas en que terminasen, en que fuera capaces de dar lo mejor de ellas mismas y que dentro de sus propios (y realistas) objetivos, cumplieran con lo previsto.

Pero me llevé un chasco. Únicamente Azucena fue capaz de terminar en un excelente puesto 34. Debido precisamente al caracter imprevisible, caprichoso y jodido de la maratón, tanto Estela como Alessandra, cayeron en el campo de batalla. Y no se lo recrimino. 

Todas. Las tres campeonas. Son grandísimas atletas. Haya pasado lo que haya pasado, lo siguen siendo y es un orgullo para España que nos representen. Pero en esta entrada, y pese a que no soy atleta de élite, entiendo y me pongo en el pellejo de las dos "que cayeron".

Dentro de poco hará un año desde que corrí mi última maratón: Murcia. En ella, me regalaron la oportunidad y la responsabilidad de ser liebre de 4 horas. Por una cosa o por otra, fallé, no me fue bien y terminé sucumbiendo a la primera (y la única) maratón en la cual mis objetivos no se han cumplido y en la cual terminé anímicamente destrozado y desmotivado.


Sin embargo (y es por lo que escribo esta entrada), hay que aprender a perdonarse a uno mismo. Hay que aprender que la maratón, esa prueba tan jodida, no siempre sale como uno quiere. De hecho, tienes muchas "papeletas" de que no te salga como tu esperabas.

Hay que aprender que un fallo, un tropiezo, le puede ocurrir a cualquiera. Lo mismo peta, explota o revienta una atleta de élite absolutamente preparada, que un mindundi normal y corriente como el que os escribe estas líneas. Le puede pasar a cualquiera.

Y en base a ello, hay que saber perdonarse a uno mismo. Durante horas, pude ver en redes sociales mensajes de ánimo a Alessandra y a Estela. Mensajes donde su retirada, era secundaria. Para sus seguidores, para sus fans, lo importante era su salud, su bienestar. Lo importante era el hecho de apoyarlas incluso en el fracaso, en el tropiezo de la maratón.

Algo así me ocurrió en su día. Recibí muchísimos mensajes de apoyo. Mis familiares, mis amigos, todos buscaban que me levantase, que no me deprimiese y que volviera a movarme con la maratón. Un fallo lo tiene cualquiera, y no siempre te puede ir bien.

Incluso el mismo día de la prueba, al terminarla, tuve el apoyo y el aliento de su organizador. De un Manolo Rico al que estaré eternamente agradecido. Si una persona como él, un maratoniano nato, un maratoniano veterano y consumado, puede excusarme...¿por qué no aprender la lección, perdonarte a ti mismo y "tirar pa lante"?.

Han hecho falta meses para conseguir reparar esa cicatriz. Una herida que no os deseo a ninguno de vosotros, pero que puede pasaros. Todos somos "mortales" en la maratón. Y es por ello que os animo a aprender a perdonaros cuando una carrera no os vaya mal.

Descansad física y mentalmente. Daros un tiempo de reposo, de cambio de aires, entrenad sin objetivos simplemente disfrutando de correr/andar. Buscad inspiración, motivación en vuestras salidas. Volved a soñar con cruzar la meta de un 42K. Y sobre todo, aprended de los errores cometidos, de aquello que podríais haber mejorado, y sacad vuestro lado más guerrillero para volver a intentar superar esa carrera, esa maratón, en la que no os fue tan bien.

De la misma forma que Estela y Alessandra volverán a competir, volverán a liarla parda en una maratón española, yo también lo haré. El cuando, lo desconozco. Pero al menos, ya he perdonado al maratón y me he perdonado a mi mismo, tal y como harán estas atletas a su vez.

Por supuesto, volveré a correr algún día la Maratón de Murcia. No sólo porque es una de las maratones más bonitas (y duras) de España, si no también para quitarme esa espinita de completarla en 4 horas o al menos, de terminarla con una sonrisa de satisfacción.

Desde MedRunning, darle la enhorabuena y las gracias a Alessandra, Azucena y Estela por haber competido en los Juegos de Río por España. Espero que muy pronto os estemos viendo en alguna prueba, donde terminéis con una grandísima sonrisa.

Y a todos mis lectores: disfrutad de cada carrera. Disfrutad de cada entrenamiento. Disfrutad de vuestras victoras y perdonaos en vuestras derrotas. El deporte no es el fin de la vida, es la razón para alargarla y disfrutarla al máximo. Un saludo maratoniano.

martes, 2 de agosto de 2016

Ser corredor, ya no está de moda

Pese a que no tengo todo el tiempo que quisiera para escribir, ni tampoco para deleitarme con información sobre el mundo del corredor...sigo corriendo. Eso implica darte cuenta de la gente que hace lo mismo que tu, de la forma en la que lo hace, sus motivaciones, etc.

En 2016 he observado la desaparación de un sinfín de competiciones populares. Las que siguen al pie del cañón, también han sufrido una mayor tardanza en llenar su cupo de dorsales. Incluso en competiciones como la Maratón de Sevilla (que el año pasado agotó sus dorsales con varios meses de antelación)...este año ha tardado bastante más y a regañadientes en lograrlo.

También a nivel de la blogosfera lo he notado. Cada vez hay más blogs de running inactivos, o que escriben con menos pasión, con menos gancho. Por supuesto, aquellos que siguen escribiendo sobre sus aventuras, crónicas y entrenamientos...siguen escribiendo maravillas. 

Todo ello me lleva a la conclusión de que correr, ya no está tan de moda. El famoso boom del running ya no "mola tanto". Ya no hay tantas noticias que hablen sobre el fenómeno running, ni tantas marcas que busquen lucrarse a través de este deporte.

Imagen vía: carreraspopulares.com

Incluso los más "famosillos" de este mundo, cada vez usan recursos más agotados y tediosos para aferrarse a los últimos retazos de notoriedad. De hecho ultimamente estoy viendo cada "mierda" por parte de estos famosillos, que da hasta pena (documentales, Vlogs, etc).

Por supuesto esto tiene sus cosas buena y sus cosas malas. A destacar: el hecho de que el boom de este deporte, ha conllevado que millones de personas salgan a hacer deporte y que lo hayan terminado convirtiendo en su estilo de vida. De tal forma que, aunque ya no esté tan de moda, muchos novatos ya no son tan novatos y seguirán corriendo durante toda su vida.

Otros sin embargo dejarán de lado esta sanísima actividad, viendo que ya no es tan cool o que ya no es tan llamativa. Buscarán "la nueva moda" (como el CrossFit) y dejarán de lado su etapa "runner", en sus roperos llenos de camisetas técnicas de las múltiples populares superadas. ¿Lo malo? Aquellas personas que en vez de sustituir el running por otro deporte, lo hagan por NADA.

También como punto negativo (sobre todo para los que somos blogueros), está el hecho de que el interés en aprender cosas de este mundillo, decae. Las publicaciones sobre running son menores, las visitas son menores, las interacciones son menores. A grandes rasgos, los que quedamos somos "los de siempre" por lo que la comunidad en sí misma se refuerza.

Y el último punto negativo que quería resaltar es el "abuso" de los organizadores de carreras. Durante años, han ido encareciendo el precio de las populares, aumentando el número de inscritos disponibles, disminuyendo la calidad de las mismas, etc. 

Ahora que el running "no está tan de moda", ¿cómo se las van a apañar para conseguir patrocinadores? ¿cómo se las apañarán para mantener la cifra de inscritos? ¿cómo se las apañarán para seguir existiendo? Sobre todo porque el boom, atrajo a la gente a correr en masa, pero los que nos mantenemos...disfrutamos simplemente corriendo por el parque.

Que no digo que la gente no se vaya a inscribir en las populares...simplemente que ahora no tendrán la excusa de "clavarnosla" porque correr esté de moda. Sobran carreras populares y van a faltar corredores para llenarlas. ¿Qué pasará entonces?

Los que realmente amamos correr, sabemos que es una actividad que requiere constancia, dedicación, pasión y sacrificio. Rasgos que no todos los seres humanos somos capaces de dedicarles a este deporte. Es por ello que el Running como moda, era una efemeridad.

Yo por mi parte, pienso seguir corriendo lo que me permita el cuerpo y las ganas. Pienso seguir escribiendo siempre que pueda para hablar sobre mis aventuras corredoras, o sobre lo poco/mucho que sepa sobre correr, y pienso seguir dándole por culo a los organizadores de eventos y carreras populares para que hagan las cosas bien.

Espero que esta entrada no te haya resultado tediosa y que tengas aún tiempo para darme tu opinión: ¿cuál crees que es la situación actual del running? ¿es un deporte "pasado de moda" o sigue estando en auge? ¿qué crees que pasará con los runners?