miércoles, 9 de abril de 2014

Adelgazar gratis y sin esfuerzo.

Muchos corredores comienzan sus primeros trotes bajo la motivación de perder unos kilitos y dejar atrás ese lastre del sobrepeso. ¿te suena? Otras personas, simplemente se desesperan haciendo dietas que no dan resultados o que exigen mucho sacrificio personal.

Seguramente al ver el título de esta entrada, pensaréis que estoy loco o que no existe una fórmula perfecta para adelgazar. Pensaréis que perder peso, suele requerir grandes esfuerzos, mucha dedicación e incluso gastarse el dinero...

Pero...¿y si fuera cierto que hay una forma de perder peso fácil, simple y con poca dedicación? ¿Y si existiera una actividad que pudiera conseguir tan mágica solución?


"La Exposición a la luz de la mañana reduce el índice de masa corporal"


¡Sí! ¡Así de fácil y de sencillo! El pasado 7 de Abril, se publicó en el periódico digital Run&Walk un artículo con este título. Pensé que era una trola, que no podía ser tan evidente.

Pues según un estudio de la Universidad Noroeste de Evanstons en Ilinois, la exposición a la luz solar, (sobre todo a la de por la mañana), está directamente relacionada con el peso corporal de la persona. Por lo visto: "...las personas cuya mayor exposición a la luz del día se produce a lo largo de la mañana, tienen un IMC significativamente más bajo que aquellas que tienen una mayor exposición solar por la tarde"

También se expresa, que el peso en relación a la exposición solar, será independiente de la actividad física que realicemos. Es decir, que da lo mismo que hagas o no deporte, la luz solar sigue haciendo su magia adelgazante. Y lo que es aún mejor, también es independiente de la ingesta de calorías, los ritmos de sueños, la edad e incluso la estación del año.

Imagen obtenida de: muyenforma.com

¿CÓMO ACTÚA LA LUZ SOLAR?

El organismo humano está controlado por una serie de relojes internos biológicos, que regulan todos los ciclos de nuestra vida, desde el ciclo de vigilia sueño, el reproductivo, el metabólico, etc. Muchos de estos relojes biológicos están activados/desactivados según el momento del día y principalmente regulados por la luz solar que actúa en nuestras retinas. Todo ello, lleva a la activación de diversas vías nerviosas que actúan a nivel del cerebro y sistema nervioso.

Si desde primera hora de la mañana estamos recibiendo luz solar, el reloj que rige los "ritmos circadianos" y a su vez el balance de energía, funcionarán más precozmente y, por ende, gastaremos más energía y reduciremos el peso. ¿Es simple no?

¿CUÁNTO TIEMPO DEBO EXPONERME A LA LUZ SOLAR?

En el artículo se recomienda la exposición entre las 8 de la mañana y el mediodía (12:00). A partir de los 20-30 minutos de exposición, ya existe una influencia sobre el índice de masa corporal de la persona.

Se especifica que debemos exponernos a unos 500 luxes de mínimo (medida de la intensidad luminosa), para tener un menor peso (los días nublados pueden llegar hasta 1.000 luxes).

Imagen obtenida de: asics.es "Usad protección solar siempre"

SALUD CIRCADIANA. LA SALUD RÍTMICA:

La salud circadiana es aquella regulada por los ciclos o ritmos circadianos internos, sobre todo afectadas por los factores "luz/oscuridad". Nuestra salud requiere un equilibrio: Por la noche, una adecuada oscuridad para poder dormir mejor y que se libere la melatonina (la hormona que nos adormece). Por la mañana un buen sol que nos ilumine y que fomente la liberación de serotonina (la hormona que nos "espabila")

"Aunque el estudio no fue diseñado para examinar cómo la exposición a la luz afecta a la grasa corporal, investigaciones previas de la universidad y de otros centros muestran que la luz juega un papel en la regulación del metabolismo, el hambre y la saciedad"

En definitiva: es recomendable levantarnos temprano y disfrutar todo lo que podamos de la luz de la mañana. Darnos pequeños paseos bajo el sol para descansar del trabajo o el estudio, desayunar con los amigos o charlar fuera entre clase y clase, salir a correr y fomentar aún más la vida saludable y la pérdida de peso, etc.

Espero que os haya gustado la entrada y que la pongáis en práctica todos los días. Deja tu comentario, comparte o suscríbete. Un saludo.

2 comentarios:

  1. Jajaja pues entonces habrá que prepararse para ir comprando solares, hidratantes y aftersuns!!!!
    Muchas veces adelgazar está en pequeños gestos. Esa cerveza de más que te tomas, esas galletas a medianoche, subir en ascensor cuando puedes hacer algún tramo por la escalera, etc. Son hábitos que una vez adquiridos no te suponen esfuerzos :P
    Lo del sol lo desconocía completamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ese pequeño detalle lo he tenido en mente, pero no me ha dado por recomendarlo por encima de la leyenda de una de las fotos: ¡la protección solar! Muchas gracias por recordármelo.

      Ojalá todo fuera tan fácil como ponerse al sol y ¡plop! todo curado, hasta la tremenda epidemia de sobrepeso/obesidad que asola nuestro país.

      Y totalmente de acuerdo con los pequeños gestos. Soy el flipado de decirle a la gente que no pille el ascensor y que vaya por las escaleras del hospital, aunque haya que ir hasta la 6º planta xD.

      Un saludo.

      Eliminar