jueves, 15 de mayo de 2014

¿La muerte del minimalismo?

En la última década el running ha sufrido un enorme auge social y deportivo, hasta el punto de que se calcula que en España, 1/10 personas lo practican. Dentro de este auténtico boom, las marcas comerciales han buscado la forma de darse un festín a costa de los consumidores y las necesidades de los mismos.

Dentro de este movimiento consumista y auténtica moda apareció el "calzado minimalista". Con este concepto, nos referimos a ese tipo de calzado que ha sido reducido a lo básico y esencial en su creación. Básicamente es como llevar un calcetín de buena calidad, creado con los resistentes materiales de las zapatillas.

De entre todos los modelos, los más llamativos fueron los "Five Fingers" (cinco dedos), creados por la marca Vibram. Según la página web de la marca, este tipo de calzado: "mejora la estabilidad, el equilibrio, la postura y fortalece los músculos del pie y parte baja de la pierna". Además, les atribuyen una mejora a la estimulación neuronal y propiocepción, una mejora en la postura, etc. ¡Todo un milagro! O quizás no.

¿POR QUÉ CORRER CON ESTE TIPO DE CALZADO? 

Se promocionó como una solución para sufrir menos lesiones, para llevar a cabo una pisada y una forma de correr más "natural". Todo ello, sin realizar ningún estudio científico que lo corroborase.  Si a ello le añadimos, el apoyo y promoción por parte de corredores que publican un libro de éxito como "Nacidos para correr" de Christopher McDougall...pues la gente los compra por inercia social y por moda.

Por supuesto, no seré yo quien ponga de mentirosos a los creadores de este tipo de zapatillas. Pienso que en parte llevan razón, sobre todo si atendemos a la individualidad de cada corredor. No todos los corredores somos iguales. (Artículo: "Minimalismo, ¿que hay de bueno en ello?"). Pero a nivel general, se han aprovechado de los consumidores y los están engañando con falsas creencias.

A la mayoría de nosotros, este tipo de calzado nos puede sentar literalmente "como el culo", pero habrá un porcentaje de personas a los que les venga bien o incluso les venga aún mejor correr descalzos. Todo depende de la técnica de carrera, de la fisionomía y biomecánica de la persona, de su adaptación al calzado, etc. 


LA POLÉMICA Y EL HACHAZO AL MINIMALISMO:

Lo que es cierto, es que este tipo de calcetines caros, no han demostrado tener ninguna de las maravillosas ventajas que prometen a nivel de marketing. Tanto es así, que durante el 14 de Mayo de 2014 en la web de vitónica se publicaba un artículo con el siguiente título: "Las famosas FiveFingers ya no podrán alardear de beneficios saludables". 

En dicha entrada, se aclara cómo la empresa que ha promocionado el barefoot o minimalismo, va a tener que comerse "con patatas", toda la publicidad engañosa que emitió en su momento, y devolver parte del dinero que se han gastado los consumidores en sus mágicas zapatillas.

La marca FiveFinger tendrá que afrontar una demanda colectiva donde dispondrá de 3,75 millones de dólares a disposición de los usuarios que quieran que les devuelvan su dinero. Cada usuario, podrá recibir hasta 94 dólares y, si sobra algo, ésto será donado a la Asociación Americana del Corazón. 

La marca deberá dejar de promocionar este artículo así como las "supuestas ventajas saludables" del mismo o publicidad engañosa. En el artículo no se veta el uso de este tipo de calzado, sino que se presentan como "una opción más".

Imagen obtenida de: www.palabraderunner.com

Explicación científica del "por qué sí y por qué no" del Minimalismo

Atendiendo a la física básica, la fuerza es igual a la masa por aceleración. 

f = M x a

La masa que poseemos cuando corremos no se modifica, pero al aumentar la velocidad adquirimos una mayor aceleración y por tanto, aumentará la fuerza con la que impactamos en el suelo.  Por tanto, se intuye que un menor peso de la zapatilla (menor masa) reduce el impacto y que incluso yendo descalzos se reduce aún más.

Pero, sin zapatillas que amortigüen las fuerzas en el impacto, ¿donde se depositará tal fuerza? Lo hará en forma de vibración en nuestros huesos, músculos y articulaciones al 100%. Mientras que, si usamos zapatillas con materiales amortiguadores, parte de este impacto lo absorberán dichos elementos, reduciéndose el daño físico en nuestro cuerpo.

Ahora llega el momento de que saquemos conclusiones a esta noticia y estas explicaciones. ¿Vale todo a la hora de vender un producto? ¿Has usado alguna vez calzado minimalista? ¿Qué opinión te merece esta noticia? ¿Crees que el calzado minimalista tiene algún tipo de beneficio real?

Si te gustó o te pareció interesante esta entrada, recuerda compartirla con otros runners. Pero sobre todo, no olvides opinar a través de los comentarios. Tu opinión nos interesa. Un saludo.

8 comentarios:

  1. ¡Buenas noches!

    Actualmente soy corredor minimalista, mayoritariamente usando las citadas Fivefingers.

    Comencé a correr con ellas por curiosidad, más que nada, busqué por Internet alguna oferta y cuando di con una llamativa (no tenía prisa ninguna con empezar, en casi 7 años corriendo nunca he tenido ninguna lesión) y muy asequible, las encargué.

    Tardaron en llegar, pero lo hicieron, y tras debutar en maratón comencé a probarlas en las primeras sesiones tras la maratón, de muy bajo kilometraje (la primera de tan solo dos kilómetros, tras los que llegué derrengado a casa, y al día siguiente con unas agujetas de órdago).

    En diciembre de 2013, con la maratón reciente, tan solo realicé otra carrera, la segunda Pedestre Pujerra (30 kilómetros de trail), ya que comencé a frecuentar cada vez más el monte, a la par que hacía cada vez más kilómetros con el extraño calzado minimalista, acostumbrándome a él, sin tiempo, corriendo por sensaciones y por diferentes superficies (hierba, asfalto, arena, tierra...).

    Ya desde agosto venía realizando al menos una sesión semanal descalzo en la playa, generalmente de series de 400 metros (entre 5 y 8 por entrenamiento), pero aún así no acababa de adaptarme al correr con ellas.

    Mis compañeros del Club Atletismo Fuengirola pusieron el grito en el cielo al verme con "esas cosas" en los pies, y mis familiares y amigos se preocuparon súbitamente y al unísono por mi integridad física.

    A mi la verdad no me preocupaba, era distinto, pero tampoco pretendía lanzarme ya a competir con ellas.

    No aconteció hasta febrero el que me plantease correr "en serio" con ellas, fruto de una molestia en el empeine en una tirada larga, en la que acabé corriendo descalzo con muy buenas sensaciones, y sin dolor algunos, y con una transición de 9 semanas, acabé dando el salto a media maratón con calzado minimalista (podéis seguir la evolución aquí http://elcorredorerrante.blogspot.com.es/search/label/Minimalismo)

    Mi mejor tiempo en media maratón es, hasta la fecha, 1:23:59, alcanzado en noviembre de 2013; en la media de Málaga, debutando con minimalistas en la distancia, me hice con 1:24:23.

    Ya mis compañeros de entrenamiento, amigos y conocidos no me miran tan raro al correr con las Fivefingers, e incluso he dado el salto a la maratón con ellas (3:25:53).

    Desde mi punto de vista el minimalismo está en auge, tanto en forma de Fivefingers como de Huaraches, Sandalias y todo calzado que recorte más y más en suela, pero ni es la panacea ni debe tomarse a la ligera.

    Llevamos años corriendo con amortiguación, no podemos retirarla de golpe y sin conocimiento de causa, al igual que tampoco desechar las zapatilals directamente.

    Aunque cada vez uso más calzado minimalista, de vez en cuando me gusta probar a hacer una tirada con zapatillas, y cuando voy al monte suelo llevar zapatillas con poca suela, pero no tan a menudo Fivefingers, ya que las bajadas son dolorosas al apoyar todo el peso del cuerpo directamente sobre los pies, sin nada de amortiguación en el talón.

    En mi caso incluso me planteo el barefooter, poco a poco, he llegado a correr 10 kilómetros en una hora sin molestia alguna, con tan solo un par de ampollas por abrasión con el asfalto como resultado, pero pudiendo correrlos en unos 28 minutos con zapatillas, es obvio que a la hora de competir no voy a meter esa presión a mis pies, la sobrecarga estaría asegurada.

    Yo no veo el minimalismo como un movimiento que busque el rendimiento, sino el placer, las sensaciones, probar algo diferente...

    Ni lo promulgo ni lo critico, creo que, si se siente curiosidad, lo mejor es probarlo, hablar por hablar es muy sencillo, y si cerramos la puerta por miedo, inseguridad o cualquier otro motivo, igual nos perdemos una buena experiencia.

    Espero que os haya gustado la entrada, si queréis saber más sobre mi postura comentádmelo sin tapujos, estaré más que encantado de charlar con vosotros.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Emilio! Muy buena reflexión. Yo en este tema me ciño a la reflexión que se extrae de fuerza igual a masa por aceleración. No es ya querer creerse o no este movimiento. No estamos hablando de believers, directioners o barefooters. Estamos hablando de que esa fuerza efectivamente tiene que ir a parar a alguna parte. Quien desconfíe de la física elemental, por favor, que no se piense que la tierra sigue siendo plana o que la gravedad es cosa de brujas.
    Los principios del minimal son en parte heredados por el Natural Running, cosa que puedo llegar a entender más. La técnica de carrera es algo que existe y mal llevada puede ocasionarte lesiones.
    Las consecuencias de no ir amortiguado correctamente puede que no aparezcan hoy, pero sí dentro de varios años. Desde mi punto de vista este tipo de cosas mientras efectivamente no se sustenten en estudios científicos contrastados, esto no es ni habladuría ni algo incluso opinable, sino simplemente mentira.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu fórmula física es cierta. Como también lo es que la técnica de carrera minimalista implica que tu musculatura sea quien amortigue esos impactos de los que hablas. Correr con calzado minimalista favorece la ejecución de una técnica de carrera correcta donde a través de zancadas cortas, cadencia alta, rodillas flexionadas y una musculatura desarrollada uno se libra de esos impactos de los que hablas. Sin embargo el 95% de corredores amortiguados aterrizan de talón y absorven con sus articulaciones los impactos, llegando a lesionarse.

      Eliminar
    2. Tu fórmula física es cierta. Como también lo es que la técnica de carrera minimalista implica que tu musculatura sea quien amortigue esos impactos de los que hablas. Correr con calzado minimalista favorece la ejecución de una técnica de carrera correcta donde a través de zancadas cortas, cadencia alta, rodillas flexionadas y una musculatura desarrollada uno se libra de esos impactos de los que hablas. Sin embargo el 95% de corredores amortiguados aterrizan de talón y absorven con sus articulaciones los impactos, llegando a lesionarse.

      Eliminar
  3. Hola..

    Soy practicante de running desde hace más de 25 años, en los últimos 3 solo he corrido descalzo y con minimalistas.

    Lo primero decir que tuve que hacer una transición que duró varios meses, esto es así porque desde la infancia, hemos usado calzado rígido, y la gran mayoría de los que corremos (en los últimos 30 años) lo hemos hecho con zapatillas sobreprotectoras y amortiguadas. En el momento que usamos un calzado que respete la movilidad del pie, éste necesita una rehabilitación, tanto por tendones y ligamentos como por la recuperación del arco plantar como elemento de absorción del impacto al pisar.

    Quien no haga un periodo de adaptación que puede ser de varios meses hasta más de un año, dependiendo de cada caso, probablemente acabe lesionado o con muchas molestias en el mejor de los casos. Quizás éste sea el motivo por el que eche para atrás pasarse al minimalismo.

    Me hace gracia que nos creemos como verdad universal que las zapatillas amortiguadas son lo correcto. No es ningún misterio que son un producto de una campaña de marketing de nike en los años 70, no hay ningún estudio científico que haya respaldado que reduce las lesiones y mejora la eficiencia.

    Pero si hay estudios que indican que cuanto mayor talón o drop tiene una zapatilla, mayor índice de lesión en el corredor, al obligarnos a apoyar el pie en una posición antinatural, de talón y con la rodilla bloqueada, aumentando la fuerza de impacto y recayendo gran parte del mismo sobre las articulaciones.

    Cualquiera puede hacer la prueba, irse a una superficie cómoda (asfalto, carril bici, aceras, pista atletismo, etc), descalzarse zapatillas y calcetines y trotar unos minutos. Solo hay que escuchar a nuestro cuerpo, sentir los pies, si pisamos mal nos haremos daño por lo que de forma instantanea corregiremos nuestra postura y técnica. Así empecé yo ,, y desde luego a mis 40 años me encuentro más saludable y en forma que antes de cambiar al minimalismo.

    Gracias.. un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola, con todo respeto, tu afirmacion de fisica basica, fuerza es igual a masa por aceleracion es correcta, pero lo que no tomas en cuenta es que al ir corriendo a una velocidad constante no hay aceleracion. La aceleracion es cero, por lo tanto tu teoria se cae por si sola. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. Hola, con todo respeto, tu afirmación de fisica basica, fuerza es igual a masa por aceleracion es correcta, pero lo que no tienes en cuenta es que al correr a una velocidad constante no hay aceleracion. Por lo tanto la aceleracion es cero y tu teoria se cae por si sola. Saludos cordiales!!

    ResponderEliminar
  6. He corrido minimalista 4 años, y hay peligros que no conocemos, cosas que se nos escapan después de toda una vida llevando zapatillas normales.

    Correr minimalista puede ser bueno, pero es bastante mas peligroso de lo que nos hacen creer en mi opinión.

    Estoy de acuerdo con el articulo en algunas cosas, como la publicidad engañosa de Vibram por ejemplo.

    El resto, bueno... el autor está bastante "desinformado" por decirlo de alguna manera. Seria bueno afrontar este debate desde una posición mas científica e imparcial, intentando sustraerse de las creencias establecidas, dispuesto a dudar al menos.

    Sobre la física elemental, totalmente de acuerdo con el comentario anterior.

    Un saludo.

    ResponderEliminar