miércoles, 21 de mayo de 2014

Saltando del carrito al asfalto. Niños Runners

Seguro que, como padre o madre, te has preocupado de que tus hijos lleven una vida sana y saludable. El deporte es una buena forma conseguirlo, a la par que les divierte, que consigue sacarles de la rutina y que les permita desarollarse a través de la gamificación. 

Pero, ¿has pensado en apuntar a tus hijos a atletismo? Éste es un deporte más que adecuado para realizar en la infancia, niñez y adolescencia sin generar daños o problemas a nivel corporal. Debe realizarse de una forma adecuada y guiada por un profesional cualificado. Pero lo más importante, es tener en cuenta los siguientes interrogantes:

¿CUÁNDO PUEDE EMPEZAR A CORRER MI HIJO?

DURANTE LA ETAPA DE BEBÉ: muchos "babies", son capaces de sostener su cabeza a partir de los 2-3 meses. A partir de entonces, establecemos el punto de partida para que un niño pueda correr. Evidentemente, va a necesitar una ayuda. Hasta que aprenda a caminar, el bebé podrá correr sentado en la sillita del "tacataca". 

Imagen obtenida de: www.alguaza.es "Carrera de Tacatas"
Es importante que el niño disfrute corriendo y lo vea como un juego. Ni mucho menos le estamos imponiendo un entrenamiento ni lo estamos "poniendo a correr" por el salón de casa, es sólo un juego de iniciación. Hasta los 6 años, deberá practicar y entender su cuerpo.

DURANTE LA NIÑEZ: cuando empiezan a caminar, los niños pueden también empezar a correr pos sus propios medios, con ayuda al principio de sus propios padres. Con el tiempo, ganarán la soltura suficiente. Cuando tengan un par de añitos (de 6 en adelante), puedes empezar a plantearte apuntarlo a algún club de iniciación en el atletismo.

Imagen obtenida de: www.educacioncontracorriente.org

DURANTE LA ADOLESCENCIA: prácticamente no existen muchas contra indicaciones para que tu hijo no pueda correr a partir de los 12 años. De hecho, es la edad a la que suelen apuntarse a los clubes de atletismo y comenzar a correr sus primeras carreras populares, en relación al afán competitivo que adquiere su juego.

¿QUÉ DEBEN TENER EN CUENTA LOS PADRES?

Importante: al principio, olvídate de la técnica de carrera, de que realice una zancada adecuada, de que corra por asfalto o por sendero. Deja que tu hijo/a descubra la diversión de experimentar. Además, debes incentivarles proponiéndoles pequeños retos. 

- Cuando sean pequeños puedes jugar con ellos a que te atrapen, a perseguir a la mascota, etc.

- Cuando sean algo más grandes a que jueguen y se diviertan con sus amigos (el pañuelito, el escondite, etc). Así de paso, incentivas su socialización.

- Cuando ya estén en plena adolescencia, puedes compartir tiempo con ellos saliendo a correr un ratito y manteniendo una sana conversación a ritmo del running.

Importante: debes recordar que eres su padre/madre, no su entrenador. Del mismo modo, el niño no debe mermar otras actividades de su vida diaria o de su ocio personal en detrimento hacia el atletismo, hay tiempo para todo.

Imagen obtenida de: www.crecerfeliz.es

¿CÓMO DEBE CORRER EL NIÑO?

El desarrollo evolutivo: en el primer año, el niño debe afrontar el reto de pasar de la posición de "tumbado" a: reptar, realizar giros, trepar, intentar levantarse, etc. Todo ello gracias a un aumento progresivo de su tonicidad muscular.  

Durante el segundo año, el niño ya anda, corre, trepa, sube escaleras, aunque con mil y una caidas (que debemos dejar que se den, es parte del aprendizaje). En el tercer año, ya comienza la lateralización o predominancia a utilizar un lado u otro del cuerpo.

A partir de los 3 años y hasta los 6, aparece la "edad de la gracia", en la que los movimientos son anárquicos, sueltos, espontáneos. Debemos dejar que disfruten y que vayan descubriendo nuevos movimientos. Aquí os dejo un magnífico ejemplo:


A partir de los 6 años en relación a un aumento del desarrollo intelectual, y de las restricciones motoras que se inician en la inmersión escolar, el niño comenzará a realizar movimientos más coordinados, complejos y precisos. Es en este momento cuando el niño empezará a correr.

A partir de los 9-12 años el niño posee un buen manejo de su propio cuerpo y puede comenzar a aprender habilidades mas complejas como aprender a nadar, chutar bien una pelota, golpear bien con la raqueta o realizar adecuadamente la técnica de carrera. En la adolescencia, buscaremos aumentar los parámetros físicos (potencia, fuerza, velocidad) y mejorar la habilidad de correr, pero en su justa medida. El adolescente está en ese "limbo" en el que ni es niño, ni es adulto.

¿CUANDO PUEDE HACER SU PRIMERA CARRERA?

Lo más importante que debes tener en cuenta, es que "correr es jugar". Si desde el principio, tu hijo/a percibe la actividad atlética como aburrida, tediosa, exigente o extenuante, la mandará a "tomar por saco". Los niños no saben muy bien cuál es su "umbral anaeróbico".

Disfrutan muchísimo metiendo pequeños sprints de unos 45 segundos donde se les ve sonrientes y exultantes con la velocidad, para pasar rápidamente a un cansancio extremo y a muecas de agotamiento. Tened precaución.

Después, el crío andará un poquito y al poco de recuperarse volverá a meter otro sprint con su carita sonriente. Ellos no se dan cuenta, y tú debes guiarle para que "racione sus fuerzas".


Por este motivo, sus primera carreras pueden ser a partir de los 6 añitos pero deberán tener una distancia de unos cientos de metros cómo mucho. Ésto se percibe perfectamente en las categorías dentro de las carreras populares. Hay distintas distancias, dependiendo de la edad de los participantes. No es lógico que un niño de 10 años corra una media maratón por ejemplo. Pero sí que podrá hacer una carrera de un par de kilómetros. 

Además, hasta bien entrada la adolescencia, las diferencias entre chicos y chicas no son sustancialmente significativas. Por ello, en muchas ocasiones chicos y chicas compiten juntos y obtienen resultados prácticamente idénticos con un mismo entrenamiento.

CONCLUSIONES

Esta temática podría extenderse muchísimo e incluso existen multitud de bibliografía científica relacionada. Sin embargo, estas son algunas de las pautas más básicas que puedes seguir como "Papi o Mami Running", en el proceso de introducir a tu pequeño en el mundillo del running y el atletismo.

En los últimos años, de la mano del boom del running, hemos podido ver auténticas barbaridades en los medios de comunicación. Una de las que más repercusión tuvo, fue la de un pequeño que corrió una media maratón o de una niña china que corrió (en menos tiempo que la mayoría de adultos), una maratón.

Imagen obtenida de: www.palabraderunner.com

Incluso he llegado a ver vídeos de "personalidades" en el mundillo, con más de 30.000 suscriptores en su canal de YouTube, que alababan este tipo de acciones alegando que "si puede, ¿por qué no?". Antes de afirmar tales palabras, mejor consulta a un médico.

Ahora queremos saber tu opinión: ¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Tienes alguna duda? ¿Se han iniciado o estás pensando iniciar a tus pequeños en el mundo del atletismo y del running? ¿Consideras ético que un niño corra una distancia, que la medicina evidencia como "no recomendable?

Comparte la entrada con otros padres:

No hay comentarios:

Publicar un comentario