miércoles, 16 de julio de 2014

Stretching para Dummies

La palabra stretching puede sonaros algo a chino, sin embargo sólo es el nombre que reciben en inglés los "estiramientos". Este tipo de ejercicios, son de los más practicados antes y después de realizar deporte. Desde pequeñito nos inculcan la realización de una buena rutina de estiramientos para evitar lesiones, agujetas y otro tipo de daños que nos pueda dar el ejercicio físico en sí.

PERO...¿QUÉ SON LOS ESTIRAMIENTOS?

Nuestra musculatura, está formada por fibras de pequeño tamaño que se agrupan y van formando los distintos músculos de nuestro cuerpo. Estas fibras se contraen y distienden según el ejercicio que realicemos, y produciendo el movimiento deseado.

Disección del recto femoral
Cuando corremos por ejemplo, se produce una contracción-relajación del músculo cuádriceps (entre otros). Zancada tras zancada, vamos ejercitando a este músculo y también lo vamos tensando y "acortando". De tal forma que, para evitar un mal desarrollo del músculo o un acortamiento del mismo, realizaremos los estiramientos.

Los estiramientos son: "extensiones relajadas, progresivas y controladas de la musculatura, con la finalidad de relajarla, evitar su acortamiento y fomentar su reparación".

¿PORQUÉ SON IMPORTANTES LOS ESTIRAMIENTOS?

A grandes rasgos, van a facilitar la recuperación de los músculos y evitarán que estos se acorten por la realización del ejercicio. ¿Has visto alguna vez al típico "petado y super musculado" que apenas puede moverse y parece un bloque? Probablemente, este deportista, no ha estirado después de cada sesión de entrenamiento (o bien tiene una limitación estructural debido a la gran cantidad de masa muscular).

A nivel articular, también fomenta un aumento del rango de movilidad y una mejor recuperación, reparación y perfusión sanguínea de las articulaciones. De hecho los estiramientos, son uno de los principales factores protectores de las principales lesiones deportivas.

Reducirán la tensión muscular, disminuirá el endurecimiento muscular y (aunque es controvertido científicamente) disminuirá la cantidad de ácido láctico que se pueda acumular en los músculos. (Si bien el ácido láctico no es la sustancia clave que genera las agujetas, sí que las favorece).

Existen incluso disciplinas basadas en el control de la musculatura, en sus estiramientos y que permiten adquirir una magnífica forma física. ¿Os suena el Pilates? Os recomendamos probarlo.


¿CUÁNDO Y CÓMO ESTIRO?

Hace unos meses, salió publicado un artículo que ponía de manifiesto la inutilidad de estirar antes de hacer ejercicio físico e incluso su carácter perjudicial.

Las fibras musculares deben ser estiradas cuando estén "calientes" y ejercitadas, nunca antes. Por ello, lo mejor es terminar el ejercicio, respirar y recuperar pulsaciones haciendo un buen ciclo de estiramientos. Si estiras antes de hacer deporte, te arriesgas a forzar a tus músculos y tendones "en frío", con la consiguiente probabilidad de daño e incluso rotura.

En cuanto a cómo estirar, debemos diferenciar entre los estiramientos activos (los haces tú mismo) y los pasivos (los haces con ayuda de alguien o con el apoyo de alguna superficie y tu propio peso corporal). Nosotros recomendamos una mezcla de ambos. Cada cual tiene sus beneficios, si bien los pasivos suelen ser más eficaces aunque tu control sobre ellos es más limitado.


Por último, deberás estirar aquellos músculos relacionados con la actividad física que hayas realizado. Si corres, músculos y tendones como: cuádriceps, gemelos, fascia plantar, tendón de aquiles, adductores, glúteos, etc. no podrán faltar en tu rutina. Habrá músculos y zonas que deberás estirar siempre, sea el ejercicio que sea: los músculos de la espalda y los abdominales.

Esperamos que os haya gustado esta entrada introductoria. Muy pronto os traeremos los mejores estiramientos, sobre todo pensados para públicos más específicos (niños, ancianos, discapacitados, etc). Recordad compartir la entrada y suscribiros a la web. Un saludo.

Respira hondo, estira y...:

No hay comentarios:

Publicar un comentario