viernes, 14 de noviembre de 2014

Tráfico de Dorsales en la Maratón de Valencia

Este fin de semana, se celebra una de las mejores maratones de toda España: la maratón de Valencia. Un lugar de encuentro para miles de corredores, que podrán disfrutar de un grandísimo recorrido pensado para hacer marca y para disfrutar al máximo los 42Kms. Es de hecho, una de las maratones más codiciadas por todos y de las mejor organizadas.

Tras duros meses de entrenamiento, con tu dorsal en la mano, estás listo para correr. Pero ocurre algún tipo de imprevisto, que no te permite correr. ¿Qué haces? Lo más normal, es que no vayas a la carrera. Pero hay personas, que tratan de recuperar la inversión realizada, a través de la venta de su dorsal. Una práctica, totalmente ilegal.

Imagen obtenida/modificada: www.correcaminos.org
Según dicta el reglamento de la prueba, en su artículo número 6: "El importe de la inscripción no será retornable ni se podrá transferir el dorsal a otro corredor. Sólo se accederá a la devolución del 50% de la inscripción, en caso de lesión o enfermedad, si se presenta un certificado médico en la sed del S.D. Correcaminos, hasta el 31 de Octubre de 2014, efectuándose siempre la devolución, una vez celebrada la prueba".

Y, según el artículo número 10 del mismo reglamento: "Los dorsales son personales e intransferibles, debiendo ir colocados en el pecho sin manipular ni doblar. La inobservancia de este artículo, será motivo de descalificación. Jueces de la prueba y la organización, se reservan la facultad de descalificar al infractor que, comprobada cualquier irregularidad por algún corredor, no lleven visible su dorsal, lo manipule y/o lo ceda a otro..."

Teniendo en cuenta, que al inscribirse los corredores aceptamos este reglamento...¿por qué hay personas ofreciendo su dorsal en redes sociales? O, peor y más evidente aún, ¿por qué hay personas vendiendo impunemente sus dorsales en webs como "mil anuncios"? Los corredores debemos respetar las normas, porque pagamos para tener unos derechos, pero también unos deberes.


Se puede pedir que amplíen el plazo para justificar la no asistencia. Se puede pedir que se devuelva un poco más del importe. Se puede pedir que se modifiquen los datos hasta cierta fecha. Pero lo que no se puede permitir, es que haya tráfico de dorsales de una prueba oficial, que tanto esfuerzo, sudor y lágrimas les ha costado a los corredores conseguir. Sobre todo, teniendo en cuenta que cada vez es más difícil obtener un dorsal de carreras de este tipo.

Por supuesto, esta práctica fraudulenta no se produce únicamente en la maratón de Valencia. Se produce semanalmente en cualquier carrera popular que te puedas encontrar por España. E incluso hay corredores, que directamente no pagan por el dorsal, sino que se lo fabrican ellos mismos.

De hecho, pruebas como la maratón de Sevilla de 2015 (su sistema de inscripción), fomentarán este tipo de prácticas. Incluso habrá personas que se hayan preinscrito, obtenido un dorsal a un precio reducido y que lo venderán a posteriori más caro. De hecho, ya he visto a los primeros "espabilados" por FB y a hurtadillas haciendo esta triquiñuela.

Con esta entrada, sólo quería mostrar una práctica ilegal pero habitual entre los corredores. Ahora sólo me queda pediros que compartáis la información, que denunciéis a los infractores y sobre todo...¿qué solución le damos a este problema? ¿es culpa de las organizaciones o de los corredores? ¿Cómo podemos evitarlo? ¿Te ha pasado alguna vez o conoces algún caso concreto? Déjanos tu opinión a través de los comentarios. Un saludo.

4 comentarios:

  1. Creo que la diferencia de precio entre el primer plazo y el ultimo debía ser muy inferior y que se permitiera la devolución total del dinero o por el contrario que se pudiera vender legalmente cambiando los datos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que la mayoría de corredores compra su dorsal con toda la ilusión de poder correr. Lo compramos con muchos meses de adelanto sin saber si podremos o no estar en condiciones o nuestra agenda nos lo permitirá. Ya es una desilusión no poder correr ese día como para que, además, tengamos que asumir las pérdidas de tal fatalidad. Si nos devolvieran el 100% del dinero o se puedieran cambiar de nombre los dorsales no ocurrirían ciertas cosas.
    Sinceramente me pregunto por qué en las bases de las inscripciones ponen clausulas tales como esas si no es con ánimo de hacer negocio. Pues ante tales actuaciones, la gente agudiza su ingenio y trata de minimizar sus pérdidas, al igual que haría todo hijo de vecino.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, yo soy uno de esos corredores ILEGALES, que pretende recuperar solo parte del dinero, ya que es una cantidad importante la que se paga en maratones como la de Sevilla. pero no me va a volver a pasar. no pienso pagar cantidades abusivas como las que se estan cobrando ahora y que luego te elsiones y no puedas recuperarlo

    ResponderEliminar