lunes, 1 de diciembre de 2014

El SIDA y el Deporte

El 1 de Diciembre se celebra el día mundial de la lucha contra el SIDA o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Una enfermedad que, pese al avance en los tratamientos y las medidas preventivas, sigue siendo toda una pandemia.


Este síndrome se produce a consecuencia del virus de la inmunodeficiencia humana o VIH. El progreso parte desde la infección, la adquisición del virus y la posterior progresión al síndrome de inmunodeficiencia.

Básicamente, lo que hace este virus es unirse a los linfocitos (células protectoras del sistema inmune) y modificarlos de tal forma que son destruidos. Ante la ausencia de los linfocitos, nuestro cuerpo se queda desprotegido frente a infecciones e incluso células tumorales, que generan graves consecuencias en el enfermo.

La gravedad de esta enfermedad radica en que, al estar afectada nuestra inmunidad, los patógenos que "en condiciones normales" no supondría un peligro potencial, sí lo supongan. La infección, se produce a través del intercambio de fluidos: sangre y semen principalmente.

La principal población de riesgo, es aquella que realiza prácticas sexuales no seguras ni protegidas (relaciones de riesgo). Aunque también se puede adquirir por vía parenteral (los drogadictos cuando se pinchan), por transfusión de sangre e incluso por vía perinatal de madre a hijo en el momento del parto. Es una enfermedad, incurable.


Deportistas famosos como "Magic Johnson" padecen esta enfermedad. En su caso, se infectó por vía sexual al mantener relaciones de riesgo con una enferma. Por tanto, es algo que le puede pasar a "cualquiera" que no tome medidas.

El deporte tiene muchísimos beneficios a nivel general, para cualquier persona que esté en condiciones normales y sana. Sin embargo, para los enfermos infectados por el VIH o que sufran el SIDA, el ejercicio debe realizarse con cuidado ya que puede bajar las defensas.

BENEFICIOS DEL DEPORTE EN ENFERMOS DE SIDA:

Pese a que el ejercicio físico, supone una "agresión" al organismo, sus beneficios superan con creces sus leves o moderados perjuicios.

Se mejora la masa muscular y cardíaca, la capacidad pulmonar y el estado de nuestros pulmones, estabiliza o previene en cierto modo la disminución de los linfocitos, aumenta la densidad ósea o evita su pérdida, reduce las grasas insalubres, etc. Es, un complemento saludable.

A nivel psicológico, el ejercicio es un buen contrincante frente al estrés y ayuda al enfermo a sentirse con más energía. Además, puede ayudar a combatir o a afrontar, parte de los molestos efectos secundarios que genera la medicación que toman.

Todos estos beneficios, se obtienen a través de la realización de ejercicio físico MODERADO. Siempre realizándose de forma progresiva, a la altura de cada persona y por supuesto, consultando los límites con su médico de atención primaria.

Imagen de: www.planetaj.cruzrojamexicana.org.mx

EL SIDA EN EL DEPORTE:

Pese a los avances en tratamientos, prevención y detección...no conseguimos erradicar esta pandemia. Cada año aparecen infinidad de enfermos que, a su vez, pueden terminar contagiando la enfermedad al resto de la población en un círculo que no para de producirse.

Antes hemos hablado de deportistas como Magic Johson, que padecen esta enfermedad. También es conocido, el caso del clavadista "Greg Louganis". Por estos deportistas, muchas personas se han hecho conscientes de la existencia de esta enfermedad...que pueden padecerla "hasta los famosos".

En la práctica deportiva, el riesgo de infección es bajo. Según un artículo de StopVIH el riesgo varía según los deportes que practiquemos. Será alto en deportes sangrientos como los de lucha. Moderado en deportes como el baloncesto, hockey, fútbol y balonmano. Bajo en deportes con poco contacto como la gimnasia, el béisbol...

El 1 de Julio de 1992, la Federación Española de Baloncesto, tomó medidas de precaución dictaminando que "cualquier jugador que presente una hemorragia o herida, deberá salir fuera de la cancha". Algo, que también ocurre en deportes como el fútbol y que podemos ver a menudo.


PREVENCIÓN DEL SIDA EN EL DEPORTE

Lo principal es no volverse alarmistas. Un enfermo que padezca esta enfermedad no debe ser estigmatizado. Es una persona que siente y padece, que puede hacer ejercicio como tú y como yo, sin tener que ser excluida. El riesgo de infección a través del deporte, es mínimo (y accidental).

Según Webster y Kaiser, existen una serie de medidas que podemos realizar para el control de la infección del VIH en el deporte:

1. Identificación y evaluación de aquellas tareas o situaciones que presenten algún riesgo de contagio.

2. Adopción de las precauciones universales al manipular aquellos fluidos corporales potencialmente peligrosos.

3. Manejo cuidadoso de los productos de desecho que puedan encontrarse infectados.

4. Control ambiental, limpieza adecuada de vestuarios, lavabos, duchas...

5. Educación y adiestramiento de todos aquellos profesionales que trabajan en un ámbito deportivo, especialmente entrenadores, cuidadores y masajistas, que pueden verse expuestos a sangre de deportistas infectados.

En conclusiones generales. Debemos llevar a cabo una serie de medidas de prevención generales tanto en el ámbito deportivo como el ámbito general. Sólo a través de la prevención, conseguiremos erradicar esta enfermedad para siempre.

El ejercicio moderado, casi siempre supondrá un beneficio para los enfermos. El running, realizado de forma correcta, puede ser uno de los mejores deportes que pueden practicar estas personas ya sea sólo o acompañado. E incluso una maratón, puede ser asumida por estos enfermos (con mucho cuidado) previa consulta con su médico de referencia.

Espero que os haya gustado la entrada y que todos los días, llevéis a cabo vuestra lucha personal contra esta enfermedad. Recordad que estar informados, prevenir el contagio y ayudar a los que padecen la enfermedad, son tres buenas formas de conseguir mejorar la situación. 

Recuerda compartir este post con otras personas y dejarnos tu comentario, opinión o experiencia personal. Cualquier cosa que quieras aportarnos, será bienvenida. Muchas gracias.
Prevenir es mejor que curar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario