lunes, 15 de diciembre de 2014

Recetas y Zapatillas (Navideñas): Solomillo relleno de morcilla a las dos salsas

En la última receta que nos propuso Manuel, hablamos sobre cuidarnos en las fiestas navideñas. Los excesos, no son buenos. Hay que saber elegir los platos más deliciosos y a la vez, los más saludables o los "menos perjudiciales".

Pero de vez en cuando, hay que darse un buen homenaje. Después de toda una semana entrenando, de todos los esfuerzos y sacrificios, os traemos un plato, que no os dejará indiferentes: Solomillo relleno de morcilla, a las dos salsas.

INGREDIENTES (para cuatro personas):

- Ocho medallones de solomillo (un solomillo entero limpio).
- Cuatro rodajas de morcilla (recomendamos que sea de hígado).
- Una cebolla.
- Un pimiento de freir.
- Un tomate mediano.
- Un vaso de vino tinto.
- Un vaso de caldo de carne.
- Ocho ciruelas pasas y un puñado de piñones.
- Sal y pimienta (al gusto).
- Una cucharada de mostaza.

¿CÓMO SE PREPARA EL MANJAR?

Paso 1: en el vaso de vino, echamos las ciruelas unas horas antes de empezar a preparar el plato. Dejamos que se remojen.

Paso 2: una vez cortados los medallones, los espalmamos para que se pongan finos y tiernos. A continuación, colocamos un medallón de solomillo y lo salpimentamos. Acto seguido, le añadimos una rodaja de morcilla sin piel y cubrimos con otro medallón de solomillo salpimentado.

Paso 3: apretamos los bordes de la carne para que ella misma "se suelde". Sólo nos queda pasarlo por la plancha hasta dejar la carne como más nos guste.

Hasta aquí, ya tendríamos elaborado la mitad del plato. Ahora, según el gusto del consumidor, quedaría aprender a elaborar la salsa:

Salsa número 1: cortamos el pimiento verde picado y el tomate a daditos. Cuando el aceite esté muy caliente, echamos "la picada" a fuego de intensidad fuerte. Añadimos una cucharada de mostaza y un chorreón de caldo de carne. Lo dejamos un minuto al fuego, y ya está lista para salsear la carne.

Salsa número 2: picamos fínamente la cebolla y la pochamos. Cuando esté blanda, le añadimos el vino. Una vez que pierde el alcohol, le ponemos el caldo de carne. Dejamos reducir hasta que esté lo suficientemente espesa a nuestro gusto. Antes de apartarla, le añadimos las ciruelas y los piñones. Lista para salsear.

*El acompañante perfecto para este plato, es un puré de patata con aceite de oliva por encima. Con este plato, vuestro paladar rozará literalmente el cielo.

Esperamos que os haya gustado esta nueva receta. Recordad deleitaros con este manjar de vez en cuando, ya que tiene bastantes calorías y hay que ingerirlo "en momentos especiales". Además, acompañadlo siempre de una vida activa, con ejercicio moderado todos los días y una alimentación saludable los 365 días del año.


Entrada escrita por: Manuel Saborido.
Cocinero veterano y Runner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario