miércoles, 21 de enero de 2015

De 0 a Maratón. El Camino Fácil

Cuando entras en redes sociales, puedes encontrar comentarios de los más variopintos. A nivel deportivo, muchas personas suelen consultar sobre sus dolencias, planes de entrenamiento, consejos sobre material, etc. A gente que quizás no tiene ni idea de ello.

Está muy bien que queramos buscar la "experiencia" ajena para solventar nuestros problemas. Sin embargo, debemos mirar nuestro propio ombligo a la hora de enfrentarnos a determinados retos personales. Y afrontar una maratón, es uno de ellos.

Con el auge del running, muchas personas se han lanzado a correr cuando no lo habían hecho nunca. El porcentaje de corredores sigue aumentando año tras año, tanto en carreras cortas, como en carreras de larga distancia.

De hecho, hay muchos corredores que se saltan los pasos previos de aprendizaje y veteranía para afrontar una maratón. Corredores que no llevan ni un par de meses corriendo, y que ya buscan realizar 42,195kms.


Una maratón siempre ha sido un reto de "superación no apto para todos". Pero se está convirtiendo, en algo que tienes que hacer sí o sí para poder seguir "corriendo". Lo que te hace corredor no es una maratón, sino correr.

Por ello, si eres corredor o quieres comenzar a correr, me gustaría informarte sobre la mejor secuencia temporal que puedes llevar a cabo, antes de pensar o querer afrontar una maratón. Por supuesto, puedes saltarte pasos. Pero la madurez que obtienes siguiendo esta evolución, no la obtendrás de otra forma.

1. QUIERO EMPEZAR A CORRER:

Si quieres ser un corredor: echa a correr. Quizás al principio no puedas estar mucho tiempo haciéndolo y tengas que intercalar correr-andar. No pasa nada. Ve poco a poco planteándote objetivos y ganando asiduidad en los entrenamientos.

Intenta forzarte a correr un par de días por semana e ir aumentando el tiempo y la distancia de forma progresiva. Aquí lo que importa es mantenerse sano. Sólo tú decides el tiempo, las ganas y lo que buscas en cada entrenamiento.

Un buen consejo para pasar al siguiente paso: ¿sales a correr todas las semanas, varios días en semana? ¿Eres capaz de correr media hora seguida a un ritmo cómodo? ¿Te gustaría mejorar y hacer mejores tiempos? Pasa al siguiente paso.


2. MI PRIMERA CARRERA POPULAR:

Que practiques el jogging, running o correr, no te obliga a que tengas que hacer carreras populares "por cojones". Puedes permanecer en el paso anterior toda tu vida, e ir entrenando y mejorando sin tener que poner una popular de por medio.

Sin embargo, muchos corredores deciden dar el paso y darle un toque "competitivo" a sus motivaciones. Por eso si estás interesado en seguir avanzando, puedes plantearte realizar algún tipo de competición por los alrededores de tu zona.

Empieza por lo sencillo: una carrera que vaya desde la milla hasta unos cinco kilómetros. Las primeras veces ve a probar. Disfruta del ambiente, del momento, de la gente que te rodea. Gana experiencia y aprende cómo funciona el mundillo.

Cuando hayas realizado varias carreras de este estilo, cuando hayas mejorado en ellas, o cuando se te empiecen a quedar cortas, puedes plantearte ir a por el siguiente nivel. 

¿Eres capaz de correr al menos 45 minutos seguidos? ¿Entrenas de forma estructurada todas las semanas? ¿Te gustaría aumentar la distancia? Es tu momento, pasa al siguiente paso.


3. CORREDOR CONSUMADO. MI PRIMER 10K

Después de varios meses o años corriendo, de un amplio vagaje de entrenamientos, carreras y experiencias acumuladas, puedes plantearte realizar una carrera de mayor calibre. Los 10K no son aptos para todos. Pero sí asequibles para la mayoría.

Ya conoces lo que significa "correr". Entiendes del mundillo popular, lo has probado. Sabes cómo entrenar, tienes decisión y eres capaz de afrontar un entrenamiento algo más exigente. Pues ve a por ello. Ponle fecha a tu carrera, y prepárala con al menos un mes de antelación.

Vive, disfruta y comparte esta distancia. Carreras de 5-10 kilómetros, carreras que se pueden disfrutar muchísimo, carreras de un calibre estupendo para mantener alta tu autoestima y para mantenerte saludable entrenando. Pero...¿aún quieres más?

Si eres capaz de estar corriendo al menos una hora. Si buscas afrontar un reto superior. Si tienes varias carreras realizadas con éxito y donde has podido mejorar. Si llevas varios años corriendo y te apetece mejorar...¿seguimos avanzando?


4. EL NACIMIENTO DEL CORREDOR DE FONDO

Preparar una media maratón, una de las pruebas más famosas actualmente en el mundillo running. Una prueba que requiere varios años de experiencia, y un entrenamiento de al menos 3 meses de preparación. Requiere que seas un corredor HABITUAL.

Preparar una carrera por encima de los 10 kilómetros, exige que prepares tu cuerpo para afrontar el estrés al que se somete. Exige que prepares tu cabeza para poder correr más de una hora-hora y media seguida. Exige que conozcas preceptos básicos sobre: entrenamiento, nutrición, materiales para correr, ejercicios, etc.

Un corredor "normal", puede pasar varios años hasta que decide dar el paso a una media maratón. Terminar una prueba de este calibre, significa estar a "otro nivel". Si correr tiene mérito, completar 21 kilómetros, no se queda atrás.

No menosprecies esta distancia. Respétala y afróntala cuando estés list@. No hay prisa. Pero si necesitas saber algunas cosas que necesitas para hacer una media, aquí te dejamos la Guía que elaboramos para correr la media maratón de Sevilla.


5. EL LÍMITE ES EL CIELO: MARATÓN Y LO QUE VENGA

La mayoría de las personas, jamás conocerán lo que significa plantearse una maratón. La mayoría de las personas, jamás conocerán la distancia, los entrenamientos, los pensamientos de alguien que quiere correr o que ha corrido una maratón.

De hecho, son muy pocas las personas que pueden presumir de haber completado o de haber preparado una maratón. Son muy pocas las personas, que luchan por entrenar para hacerla y que lo logran. Es un auténtico "reto de vida" y algunos, sólo la completan una vez en sus vidas.

Mi único consejo a este respecto, es que hayas pasado por los pasos anteriores. Que hayas disfrutado de ellos, que hayas experimentado y mejorado en cada uno de ellos. No te precipites a dar "el gran paso", hasta que no estés preparado.

Disfruta del camino, antes de llegar a la meta. Completar una maratón, ser maratonista no sólo es un hobbie: es un estilo de vida. Correr, se vuelve una prolongación de tu día a día. Entrenar, vigilar lo que comes, leer sobre ello, hablar sobre ello...soñar con ello. Eso, es maratón.


Por supuesto, después de la maratón hay más. Del mismo modo que antes de hacer una maratón, hay muchísimo más. Sólo tú decides lo que quieres hacer. Sólo tú decides el daño que quieres hacerle a tu cuerpo y las locuras a realizar.

Tanto si eres aspirante a maratonista, como si eres maratonista sólo te diré una última cosa: si corres una maratón, y no eres capaz de disfrutar de ella, de entrar en meta satisfecho y sonriendo feliz...no vale la pena. No somos corredores de élite, somos populares: aquí lo importante, es disfrutar corriendo. No lo olvides.


Espero que esta entrada, te haya sido de utilidad. Son consejos, recomendaciones, para que puedas llegar a ser un buen corredor. Lucha por seguir avanzando o disfruta, estés en el nivel que estés. Lo importante, es disfrutar corriendo.

4 comentarios:

  1. Me parece correcta tu entrada, pero no siempre tiene que ser así. Mientras se hagan las cosas con cabeza, no creo necesario seguir una serie de planes intermedios. Hay que saber entrenar, ser consciente de tus limitaciones y saber cuando tienes que descansar antes de hacerte daño. Cumplir esas premisas me parece mucho más importante que disputar 3 10k. Te lo dice alguien que ha completado 3 maratones (MMP 3h36') y nunca ha competido en un 10k. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Emilio, pasito a pasito se contruirá el castillo, espero poder algún dia decir eso de soy Maratoniana!!!!
    Por cierto, soy Tati

    ResponderEliminar