lunes, 26 de enero de 2015

Problemas de la 101: Insuficiencia Renal | 1

Las pruebas de ultrafondo van más allá de correr la, ya de por sí difícil maratón. Consiste en llevar a tu cuerpo a su máximo límite, superarlo e ir más allá. Significa maltratarlo temporalmente, por mucho entrenamiento, nutrición, preparación...que hagas.

Para comenzar esta entrega de "problemas" que puede generar una prueba de ultrafondo, querría comenzar con el fallo renal, con la insuficiencia de los riñones. En Mayo, con la deshidratación acechándonos...es bastante posible. La Insuficiencia renal se define como: alteración renal que cursa con disminución o cese de sus funciones, así como un daño agudo en el parénquima.

Imagen de: www.infirmus.es
Se puede producir por muchas causas, pero la que le debe preocupar especialmente a un corredor de fondo será la deshidratación. Cuando no ingerimos la cantidad suficiente de agua, disminuye el flujo sanguíneo, por ende, disminuye el flujo de sangre que llega a los riñones. Si el riñón no recibe la suficiente sangre, no sólo deja de limpiarla, sino que además...se isquemia, se queda sin el flujo que necesita para sobrevivir. 

Otro de los factores que puede afectar a los riñones es la "nefrotoxicidad". Ésta se producirá por sustancias tóxicas que ingerimos o bien por exceso de sustancias de desecho producidas por nuestro cuerpo. El exceso de sustancias tóxicas también lesiona a los riñones.

COMO DETECTAR EL INICIO DEL DAÑO:

Ambas causas (aunque no sean las únicas) se pueden evitar y evidenciar durante la carrera. Lo más fácil para sospecharlo: orina oscura (muy oscura) y dolor en la fosa lumbar (en la parte baja de la espalda). Estos, serán los dos signos que más nos deben preocupar.

En el caso de que la orina no sólo esté oscura, sino que también se ponga "marronácea" o con sangre...quizás deberías empezar a plantearte abandonar la carrera o acercarte rápidamente a los servicios médicos.

COMO EVITAR EL DAÑO:

Es difícil que este tipo de problemas ocurra en carreras de "corto calibre". Lo normal, es comenzar a tener en cuenta esta alteración a partir de los 30kms. Pero realmente en todos los casos se puede evitar con una simple palabra: hidratación.

A lo largo de la carrera, si ves que orinas poco o que cuando orinas..es demasiado oscuro, quizás debas plantearte empezar a beber con más frecuencia. Si te duelen "los riñones", es que algo no va bien.

Del mismo modo, debes hidratarte no sólo con agua. También debes incluir de vez en cuando isotónica o bebidas con sales minerales y electrolitos. Ayudarás a los riñones, y evitarás que ocurran otros problemas en otras localizaciones.

Por último, evita aquellos factores que puedan deshidratarte aún más: busca la sombra, usa ropa fresca, realizar esfuerzos intensos (que te harán sudar más), etc. Date un respiro antes de continuar y reponte. Son 101 kilómetros...y tienes tiempo de sobra.

Hasta aquí la primera entrada sobre problemas en el corredor de fondo. Si tienes alguna duda, comentario, opinión, sugerencia, no dudes en contactarnos. Recuerda compartir la entrada con otros corredores y, por último: HIDRÁTATE.

1 comentario:

  1. Información muy útil, son claves la hidratacion y las sales. No hay problema de agua ni isotónica en toda la carrera, prácticamente cada 4 o 5 km. Me ha hecho gracia lo de "busca la sombra", jejeje, casi imposible en Ronda.

    ResponderEliminar