domingo, 29 de marzo de 2015

Valoración del I Trail Solidario Coria - El Rocío

Antes de escribir la correspondiente crónica de nuestra aventura, me gustaría dejar por escrito todos los detalles logísticos y organizativos de esta grandísima carrera en su primera edición. Será una entrada especialmente dedicada al C.D. Hispanos para que el año que viene, puedan organizar (si cabe), un evento que pueda ser prácticamente perfecto. 

También será una entrada muy útil para otros organizadores de carreras. Si alguien está pensando en montar un evento de este tipo, por favor que lea esta entrada y tenga en cuenta las necesidades/detalles que requieren los corredores "como clientes".

LA CARRERA:

El evento en sí merece una puntuación de 9 sobre 10. Pese a ser su primera edición, han sabido manejar prácticamente casi todos los incidentes que ocurrieron, sin malas caras, con presteza y dedicación. Se ha intentado que "nada saliese mal", pero siempre pasa algo.

El evento en sí ha debido suponer una gran carga monetaria en tiempo y en dinero para el club deportivo. Especial mención para los organizadores del evento, y para el presidente del club deportivo Gustavo Carlos. Realizaron una labor IMPRESIONANTE.

Los dos fallos destacables fueron: 1) El sistema de señalización/acompañamiento. Bien por fallos en el equipo de ciclistas o por falta de un buen sistema de balizas. 2) Conseguir de alguna forma, avituallamientos más allá del kilómetro 39. 


EL RECORRIDO:

Un punto clave en el atractivo del evento. Sin dudas es la carrera más bonita a nivel paisajístico y natural, que he corrido nunca. Tener la suerte de poder correr por los parajes y senderos del "camino del Rocío", es una experiencia única e inolvidable.

Bien es cierto que las lluvias de los días anteriores, sumadas a las buenas condiciones climatológicas de los días previos, favorecieron una calidad innegable de los senderos y zonas por donde transitamos. En caso contrario, había tramos de gran dificultad.

Un detalle importante para años próximos: dar una descripción del tipo de terreno que nos encontraremos durante la carrera. En los 54 kilómetros, discurrimos por senderos con piedras, asfalto, caminos de tierra y lo peor...la conocida "Raya" o sendero de arena.

Para aquellos que alguna vez han realizado la peregrinación de El Rocío, el camino era relativamente conocido. Para las personas que jamás lo han hecho, asumir la Raya con entereza es toda una batalla física y mental. Del km 39 en adelante, empezaba la carrera.

Es cierto que el perfil altimétrico era prácticamente llano, pero no hay que dejarse engañar. El recorrido tiene su punto de dificultad. Todos aquellos que terminamos la carrera, sabemos que correr a partir del 40-45 era una pesadilla "de arena".

No por ello se deben realizar modificaciones al recorrido, que me pareció una pasada. Sin embargo, los corredores deben concienciarse de llegar con fuerzas a los últimos 15 kilómetros. Su integridad física y mental, depende de ello.

Mi compañero de aventura. Gracias Pepe
LOS CORREDORES:

Merece la pena prestar atención al "otro lado" de las carreras, a los que disfrutan de ella. Como punto positivo hay que destacar el grandísimo compañerismo, pasión y entendimiento que hubo entre los corredores de la prueba. Si el club buscaba convivencia, lo consiguió.

Esta es una carrera en la que NO puedes o NO debes ir solo. Desde el primer momento se formaron grupitos de corredores que con el tiempo, se fueron separando. Muchos de nosotros terminamos en parejas o en grupos de tres. Algunos, fueron solos. En muchos casos, si no llega a ser por esas "uniones" de compañerismo que se crearon, varios corredores no hubiésemos terminado la carrera. 

El cariño y el clima creado por la organización, las características de la carrera y la "intimidad" en cuanto a número de corredores, lograron crear una de las carreras más "humanas" que he corrido jamás. Es más, yo mismo tuve compañero de sufrimientos. Gracias Pepe.

Sin embargo, no puedo dejar de dar un pequeño tirón de orejas a mis compañeros. Durante la carrera y en la convivencia en El Rocío, salió a la luz que muchos de nosotros no habíamos realizado o entrenado específicamente para carreras más allá de la maratón. 

Algunos corredores se jactaron incluso de no haber realizado pruebas más allá de la media, de los 10K y algunos simplemente entrenaban cuando y cuanto les apetecía. Esa actitud tipo "where is the limit" de jugársela, de probar, de poner en riesgo tu vida y "el culo" de la organización no me parece bien. Hay que probar cosas nuevas, pero siempre con cabeza.

Por tanto, si el año que viene deseas realizar esta prueba, ten constancia de que no es moco de pavo. Este trail no es para "darte un paseo". Este trail no es "un juego de niños". Son 8 horas sometiendo a tu cuerpo al estrés físico. Este trail no es "para echar el rato".

Es un señor trail, muy recomendable para iniciarse en el mundillo, pero para gente acostumbrada a la larga distancia. Debemos ser respetuosos con nuestra salud y con los daños que puedas ocasionar también a los que te rodean. Precaución y límites, corredores.


LOS AVITUALLAMIENTOS:

Inmejorables. Desde el primer avituallamiento en el kilómetro 7, hasta el último en el 39 pudimos disfrutar de una buena variedad de productos para hidratarnos y reponer calorías. Plátanos, frutos secos, gominolas, geles, naranjas, agua, isotónica...

Se podría mejorar aún más, ofreciendo a los corredores (en los últimos avituallamiento)s productos como "Reflex". Hubiera sido muy útil para los más "contracturados". Y respecto a los cartones de agua, se agradecieron un montón. Nos vino bien el agua fría para beber.

Tras finalizar la carrera, no faltó bebida ni comida. La paella estaba exquisita, se podía repetir pese a que te servían una buena ración. Pusieron tapas de aceitunas, chacinas, quesos, pan, picos, etc. Además, barra libre de cerveza, refrescos, agua, isotónica. El paraíso.

En este punto, si que me gustaría destacar dos posibles mejoras. En primer lugar, tratar de conseguir un permiso para situar un avituallamiento por el km 45. Se nos avisó y requeteavisó de que debíamos llevar mochilas de hidratación y hacernos con agua para ese tramo. 

Aún así, muchos pecamos de novatos o terminamos "fundiéndonos" literalmente las grandes reservas de agua que cogimos en el avituallamiento del 39. Hacía falta otro puesto más. O sino, que los ciclistas hubieran estado repartiendo agua.

Voluntarios preocupados por los corredores
Por otro lado, me parece estupendo que sea una convivencia. Pero no es normal que se te especifique que puedes venir con un acompañante, y termines viniendo con un elenco familiar. Al terminar la prueba, me encontré que no había NADA para picar salvo pan y picos.

No le dí mucha importancia porque no me entraba nada. Si me molestó que hubiera una organización dando de comer "de gratis" a determinadas personas. Tampoco me sentó bien, ver ciertas actitudes de gorroneo y abuso de las prestaciones, por parte de familiares y de corredores. Tiene que haber comida para todos señores.

En este aspecto, sí que hubo voluntarios que estuvieron atentos en cocina y que guardaron comida y bebida para los más rezagados en la carrera. Con la primera paella, hubieran comido todos los corredores/acompañantes. Sin embargo...hubo que hacer dos. O había mucha hambre, o había más gente de la cuenta "chupando del bote".


LOS SERVICIOS DE LA CARRERA:

La bolsa del corredor fue una locura. Una camiseta chulísima y de gran calidad. Un "tupper" y en su interior varias barritas y pastelitos energéticos, junto a una medalla muy currada por parte de la organización. Diploma personalizado con tu tiempo. En fin, genial.

Ahora bien, como recomendación para los organizadores. Hay mucho listillo suelto que fue a recoger "su bolsa del corredor", en varias ocasiones. Hay que tachar el dorsal, o crear una forma de control. En caso contrario, habrá gente (que la hubo) que se llevó varias.

El arco de salida estuvo situado en un sitio muy bueno para comenzar. El Speaker en todo momento nos imbuyó de entusiasmo, risas e ilusión. Me encantó este speaker. El arco de llegada era aún más emotivo: todo un elenco de voluntarios dándote la enhorabuena.

El sistema de cronometraje era simple. Un reloj marcaba digitalmente el tiempo de carrera y los voluntarios lo iban apuntando según íbamos llegando. En esta carrera, pienso que no debería implantarse otro sistema distinto. Este funciona bien (a menos que se masifique la prueba).

Las duchas al finalizar la carrera sentaron "de muerte". Después de todo el sudor y polvo acumulados durante el camino, necesitábamos darnos un flete sí o sí. Las duchas tenían agua fría y caliente, estaban bien situadas y no había colas.

Faltó contratar o contar específicamente con un servicio de fotógrafos. Bien es cierto que hubo una organizadora (Rosa) que estuvo tomando fotos durante todo el evento. Bien es cierto que "FinidiBlanco" también estuvo tomando instantáneas. Y bien es cierto, que invitamos a Jose Antonio de SevillaCorre a la aventura, que también se dió su lote de currar.

Creo que se puede mejorar (en esta y en otras carreras) la forma de tomar las fotografías de los corredores. Se debería establecer algún tipo de sistema de pagos, que recompensase la labor de estas personas y el tiempo/material que invierten en estos eventos.

Si la organización me hubiera ofrecido un álbum digital con mis fotos por entre 1-3€, lo hubiera pagado gustosamente. A los organizadores/fotógrafos les puede suponer un beneficio, y a mi una gran satisfacción obtener un recuerdo de la carrera ordenado y de calidad.


Respecto al tema de los ciclistas. Estuvieron atentos de gran parte de los corredores durante la carrera. Sin embargo, hubo momentos en el recorrido en los que pudimos verles discutir entre ellos. Además iban en grupos o en parejas, cuando perfectamente podrían haber dado cobertura a cada uno de los corredores. 

Cuando terminé, ví a muchos ciclistas en la casa de hermandad de Coria "de tranquileo", mientras que había aún corredores desperdigados por las arenas, probablemente deshidratados y asumiendo la peor parte del recorrido.

Por tanto, mi más sincera enhorabuena y agradecimiento a los ciclistas que estuvieron dando el callo adecuadamente durante toda la carrera. Y al resto, a los que no asumieron sus responsabilidades, espero no verles en la próxima edición. Que se queden en sus casas y no ensucien el trabajo de sus compañeros. 


Por último, destacar la gran cantidad de productos que se sortearon. Todos de buenísima calidad y que nos hicieron mucha ilusión a los afortunados: calcetines, manguitos, cortavientos y una paletilla que levantó pasiones entre los asistentes. 

Se entregaron los trofeos justos y necesarios, inclusive el emotivo homenaje a una de las integrantes del club. Gracias al servicio de Quiromasajes Pentinel y a los patrocinadores, especialmente a MegaFuerte, Altozano y Cruzcampo.


LOS ORGANIZADORES / VOLUNTARIOS:

Queremos dar las gracias al C.D. Hispanos por habernos invitado y dado la oportunidad de vivir esta experiencia. Sin duda, recomendamos esta carrera al 100%

Se ha notado que ha sido un evento muy trabajado, bien planteado y luchado durante muchos meses. Pese a ser su primera edición, pese a los detalles que se hayan escapado y se puedan mejorar, ha sido un evento espectacular. El año que viene, vamos a volver.

A nivel logístico: el precio de inscripción en relación a todas las prestaciones obtenidas es una auténtica ganga. Para el año que viene pagar 20 o incluso 30 euros es lo menos que se puede ofrecer por correr algo así. Merece la pena.

Corredora y su ángel de la guarda en carrera. Pasó en este trail
El número de inscritos, en ningún caso debería superar los 200-300 y se debería vigilar el "tipo de corredor" que se inscribe en el evento. Hay que fomentar una práctica deportiva segura y saludable. No se debe consentir que haya gente que no está preparada, corriendo una prueba de este estilo. Es malo para el corredor, y puede ser nefasto para la organización.

Para finalizar, me gustaría invitaros a que conozcáis a los miembros del club deportivo hispanos. El trato que le dieron a los corredores fue de absoluta dedicación, entrega e ilusión. Nos hicieron sentir y nos trataron como a su propia familia. 

Ha sido una prueba que además de ser buena como evento, lo es aún más por la gente que la ha organizado. No sé cómo expresar lo cómodo, acogido e integrado que me han hecho sentir desde las 07:00 hasta las 20:00 cuando llegamos a Coria.

Los voluntarios, los organizadores, estuvieron constantemente encima nuestra. Preocupados por nuestro estado de salud, motivándonos, hablando con nosotros, preguntándonos que dificultades habíamos tenido y cómo podrían mejorar. Ojalá la mayoría de carreras, tuvieran la mitad de humanidad y de cariño que han demostrado los corianos.


Estimado lector. Si lees esta entrada, te recomendamos que vengas a probar este trail. Te instamos a vivir una experiencia, que nos ha hecho llorar. Una experiencia que a más de uno nos ha puesto al límite y nos ha hecho sentir muy grandes al lograr el reto. 

Espero de corazón que nos podamos ver en 2016, en la segunda edición del Trail Coria - El Rocío. Si es así, estoy seguro que los finishers de esta primera edición, estaremos allí para repetir. Enhorabuena a los corredores por terminar, y gracias a los organizadores. Gracias.

1 comentario:

  1. Mi más sincera buena a la organización. Estaba seguro de que al haber un club detrás de la organización nos iban a cuidar muy bien, pero la verdad es que nos cuidaron de lujo, como bien dices en la entrada como a un gran amigo o familiar.

    ResponderEliminar