miércoles, 29 de abril de 2015

Provincia sin Maratón. Ciudad de Mierda.

A lo largo del mes de Abril, he ido recibiendo información y rumores sobre diversos ayuntamientos provinciales, que pretenden organizar una maratón en sus calles. En un país, donde prácticamente todos los meses tenemos un par de maratones...¿Cuntás más hacen falta?

Cuando la burbujita del running comenzó a hincharse, las ciudades que no tenían una carrera de 10 kilómetros...eran consideradas una mierda. Después llegó la moda de las medias maratones. Hubo ciudades como Sevilla (que tiene maratón), donde se pretendió crear una media maratón idílica y al final quedó en una soberana cagada (se suspendió).

En pleno 2015, estamos llegando al siguiente nivel. Estamos llegando al punto en el cuál, si tu ciudad no monta un circo y tiene su propia maratón...es una mierda. Por que claro, un circuito de carreras, una media maratón espectacular, pruebas de montaña...eso, no mola. Lo que mola es tener una maratón. Bien grande, bien llamativa y si pisa en fecha a otra, mejor que mejor.


El problema es que gran parte de la culpa de este tema, la tienen los políticos. Señores que han visto un filón de oro para hacer campaña en este tipo de eventos, y que buscan el beneplácito de sus corredores locales a través de montar el evento.

Pero seamos realistas: ¿merece la pena organizar un evento de este calibre? ¿merece la pena movilizar gran cantidad de recursos locales, impuestos de los ciudadanos, dinero público...para una carrera de menos de 1.000 tios?

Pese a todo lo criticones que somos desde MedRunning con maratones como la de Sevilla, sabemos de buena tinta que organizar una maratón es una proeza. Se tardan meses en su preparación, se emplean centenares de personas en recursos humanos, se movilizan miles de euros privados y públicos para que ciudades como Sevilla, Málaga, Madrid...tengan una maratón. E incluso en las maratones más grandes, las cosas salen mal.

Y digo más. Organizar una maratón en sus primeras ediciones, requiere una serie de permisos legales locales, nacionales e incluso internacionales para "tirar para adelante". Requiere muchísimo esfuerzo y dedicación, que no se verá recompensado en cuestión de dos-tres ediciones, sino con el paso de los años. Despegar una maratón, es una labor titánica.

Por tanto, es bastante chirriante ver en redes sociales tuits del señor Jesús Labrador (@JesusLabradorE) en el que reza: "Reunido con el club de Atletismo #Toledo. La ciudad se merece contar con una #maraton #JuntosHacemosToledo". Posdata, este señor es candidato a la alcaldía por el PP en la ciudad de Toledo.

Pero no me quedo ahí. Hace unos días, se abrió la cuenta de @MaratonBurgos en la que se anunciaba la estupenda noticia, de que España contará en 2016 con otra nueva maratón. A mi me parece estupendo pero...¿hasta que punto este auge maratonista, es sensato?

¿Qué mueve a estas provincias a querer organizar una maratón en sus ciudades? ¿Hasta que punto la ilusión de los corredores locales, puede terminar perjudicando a largo plazo? 

Porque señores, la burbuja algún día explotará. Las maratones pequeñas, las que no hayan conseguido colocarse en lo más alto del ranking Europeo, perecerán. ¿Qué ocurrirá entonces? 

Qué pasará cuando maratones como la de Málaga, rescindan su contrato con la nueva empresa americana. O cuando Madrid no sea capaz de encontrar patrocinadores suficientes. O cuando Sevilla, se quede sin el apoyo de sus corredores locales. ¿Qué pasará?

A nivel personal, me ilusiona muchísimo ver a clubes de atletismo luchando por conseguir mejorar la situación y la visibilidad del atletismo en sus zonas. Me alegra mucho que deseen organizar una maratón en Burgos, o en Toledo o donde quieran. Es más, intentaré ayudarles en lo que pueda a difundir sus eventos y, por supuesto, iremos a vivir la maratón en sus calles.

Ojalá todas las provincias andaluzas, tuvieran su propia Maratón. Pero...hasta que punto sería posible o tendría sentido que existiese la #MaratonDeHuelva, #MaratonDeCórdoba #MaratónDeJaén #MaratónDeGranada, #MaratónDeCádiz y la #MaratónDeAlmería.

Debemos ser consecuentes con nuestros actos y con nuestros pensamientos. No podemos dejarnos llevar por el afán de protagonismo político, o por el furor del "ranin". El sueño maratonista que estamos viviendo, el boom de las carreras, las inversiones millonarias y las mafias de privatización...terminarán llegando a su fin.

¿Por qué no luchar por montar un circuito de carreras populares del que todo el mundo hable? ¿Por qué no organizar una prueba como la San Silvestre Vallecana, o como la Behobia de San Sebastián, o cómo la Nocturna de Sevilla? No tendría más sentido, pensar siendo realistas y a largo plazo, antes de querer montar un tinglado que puede ser un riesgo para la ciudad.

Una provincia, puede ser grande a nivel atlético sin necesidad de tener una maratón. Una ciudad, puede ser reconocida a nivel mundial en el mundo del running, sin necesidad de una maratón. Sólo los políticos y los charlatanes que buscan sacar pasta, nos dicen lo contrario.

Sólo hay que pensar en cómo hacer disfrutar al corredor, cómo organizar un gran evento sostenible y, sobre todo, cómo organizar una carrera intemporal que esté por encima de las modas pasajeras. Ese, es el futuro del atletismo popular en nuestro país.

Por lo pronto...muchas de las actuales maratones, terminarán cayendo en el olvido en un par de años. El gigante del running lo está devorando todo. Sólo el tiempo, determinará los restos que ese gigante no será capaz de comerse: los verdaderos corredores.

Espero que os haya gustado la entrada y la noticia de que muy pronto, habrá nuevas maratones en España. Ahora os toca opinar: ¿Qué os parece la noticia? ¿Os gustaría que cada ciudad tuviera su propia maratón? ¿Es una ciudad sin maratón, una mierda? ¿Cómo puede una provincia mejorar o hacer más visible el atletismo? Déjanos tus pensamientos.

2 comentarios:

  1. ¡Que alegría me ha dado verte de nuevo en acción Emilio!

    Muy interesante y mordaz entrada, ¡me gusta!

    Desde luego con los corredores "de verdad" (sin ánimo de crear polémica) no se podrá acabar nunca, ya que corren porque quieren, cuando quieren y como quieren, no necesitan un avituallamiento, recorrido oficial ni medalla finisher.

    Pero mientras la burbuja continúe creciendo es lógico que todos quieran su parte del pastel... y no me extrañaría nada que de aquí a 4-5 años todas las provincias andaluzas tengan su maratón, a fin de cuentas, todas son únicas y en todo se corre, es cuestión de tiempo...

    Pero sí, a veces las cosas se quieren hacer fácil y pronto, y por ello se hacen MAL; o se convierten en un negocio descarado (por mi parte no pienso volver al maratón de Madrid en un futuro a medio plazo...) y acaban perdiendo el apoyo de la gran masa que los sustenta: los corredores populares.

    Espero que acabe imperando la lógica y al menos los nuevos maratones aporten algo nuevo al calendario nacional, de lo contrario estaremos condenados a que los más pequeños perezcan y solo sobrevivan los más consolidados...

    Un abrazo Emilio, nos vemos en 11 días ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan. Me encanta leer tus comentarios, da gusto poder compartir opinión contigo. Un abrazo, nos vemos pronto.

      Eliminar