viernes, 3 de julio de 2015

LAS 5 PEORES LESIONES EN EL CORREDOR

Practicar el running parece lo más fácil del mundo. Sin embargo requiere de una técnica, experiencia y progresión que no se adquiere de un día para otro. Olvidarnos de ello, asumir retos demasiado ambiciosos en poco tiempo o no "hacer lo que debemos", nos lleva a lesionarnos.

Los deportistas pueden sufrir infinidad de problemas osteoarticulares y musculares. Pero en corredores, el miembro inferior es la zona que más se afecta. Por tanto, pasamos a definir cinco de esas patologías, la mayoría producidas en nuestras piernas y nuestros pies.

1. PERIOSTITIS: sin duda, una de las lesiones más molestas y difíciles de recuperar. Consiste en una inflamación del periostio (una de las membranas que recubre al hueso) normalmente producidas por exceso de entrenamiento o por mala técnica de carrera.

Se produce normalmente en la tibia, donde se insertan gran parte de los músculos que actúan cuando corremos. Cuando abusamos de estos músculos, se termina generando una inflamación que puede ir desde el dolor, hasta una degeneración ósea, desgarros, roturas, etc. Muy dolorosa.


2. FASCITIS PLANTAR: representa una de las lesiones más comunes y frustrantes en los "runners". Es una inflamación de la vaina tendinosa que tenemos en la planta del pie. Dicha vaina es la encargada de darnos sostén muscular de forma anatómica y funcional.

Suele producirse por usar un calzado inadecuado, por sobre entrenamiento, correr en superficies demasiado duras, etc. En verano, suele aparecer asociada al uso del calzado tipo "chanclas" (cuidado). Lo peor de esta lesión es que, sino se trata, puede terminar quedándose para siempre.


3. SÍNDROME DE LA CINTILLA ILIOTIBIAL: alteración que se produce en la "fascia lata", un enorme tendón que se encarga de estabilizar la cadera con cada zancada. Va desde el glúteo hasta la rodilla por su zona externa, y duele muchísimo cuando aparece.

El dolor aparece en la zona externa de la rodilla, cuando se calientan los músculos no molesta, pero después...es insostenible. Es una lesión muy difícil de recuperar y que requiere practicar ejercicios de refuerzo muscular y evitar sobre entrenamientos / superficies duras al correr.

4. LUMBALGIA: existen estudios que demuestran que el 100% de la población sufrirá dolor de espalda alguna vez en su vida. Los corredores, forman parte de ese porcentaje sin lugar a dudas. Correr implica una estabilidad y una coordinación de la columna. Si lo haces mal, adoptas malas posturas o simplemente no cuidas tus abdominales y lumbares...aparecerá.

Genera un dolor muy incapacitante que te hará la vida imposible antes, durante y después de correr. No ser capaces de prevenir y de recuperar esta lesión, puede llevarnos a adoptar posturas que eviten el dolor, alterando la biomecánica normal de carrera. ¡Ponte recto!

5. TENDINITIS ROTULIANA: si sientes un molesto dolor en la zona central de la rodilla, quizás deberías bajar el ritmo y tratar de recuperarte. La rótula, es la zona donde se inserta el músculo más importante para correr: el cuádriceps. Si abusamos de él, genera una dolorosa inflamación que nos incapacitará para correr lento, rápido, a cuatro patas y de cualquier forma.

No es de las lesiones más dolorosas o más difíciles de recuperar, sin embargo solemos subestimarla. Una de las causas más frecuentes es correr con calzado antiguo, sin amortiguación y abusar de entrenamientos demasiado exigentes para nuestro nivel. Ten cuidado.


Esperamos que esta entrada te sea de utilidad, y te ayude a detectar posibles lesiones que estén apareciendo o que puedas evitar. Si alguna vez has sufrido o estás sufriendo alguna de ellas nos gustaría conocer tu propia experiencia. 

¿Cómo afectan este tipo de lesiones? ¿Cuál has sufrido? ¿Porqué piensas que se producen? ¿Cómo estás recuperándote de ellas o de que forma te recuperaste? ¿Cuál es tu experiencia? Déjanos un comentario con tu historia y recuerda compartir la entrada. 

1 comentario:

  1. Aquí uno con la lesión en la cintilla. Es una putada esta lesión, desde enero con ella y aún no estoy recuperador, después de ir al fisio y que este me recomendase ejercicios, pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde

    ResponderEliminar