viernes, 31 de julio de 2015

¿Que leches es el Flow en el Running?

Últimamente se ha puesto de moda hablar del "flow" entre los corredores. La primera impresión que nos puede dar este término (especialmente entre tanto postureo runneril) es que los corredores se han vuelto musicales, usando una palabra que suele escucharse en el HipHop y en el Reggaeton. No sería muy descabellado en esta nueva "tribu urbana".

Sin embargo las similitudes entre su significado en el ámbito musical, deportivo y psicológico son bastante parecidas. Para los menos duchos, el "flow musical" es aquel que se produce cuando la rima fluye, tiene ritmo, cuando le imprime peculiaridad a la forma de cantar de un artista.

Por otro lado, los investigadores y psicólogos lo definen como un estado de conciencia donde la persona centra el 100% de su atención en una tarea concreta, percibiendo inconscientemente lo que le rodea y dejando en segundo plano el resto de pensamientos y emociones.

Pero el flow que nos interesa es el deportivo, el que experimentamos cuando corremos. A partir de aquí llamaré al flow como llevo haciéndolo toda la vida, como lo he llamado mucho antes de que se pusiese de moda el anglicismo, o de que la gente empezase a abusar de la palabra: el FLUJO (del verbo fluir: en referencia a la sangre, cuando esta corre con facilidad y abundancia).


¿QUE ES EL FLUJO EN EL CORREDOR?

Nace de la armonía entre lo físico, lo psíquico y lo espiritual en el deportista. No afecta a un solo campo del deportista, afecta a toda su integridad y le genera facilidad para realizar una tarea concreta (en este caso correr) sintiéndose en paz consigo mismo.

A nivel físico el flujo aparece cuando el ritmo que llevamos está en consonancia con nuestras posibilidades, cuando vamos a la "velocidad perfecta" para nosotros. Además siempre he comentado que a nivel metabólico aparece cuando estamos quemando al mismo tiempo hidratos de carbono junto a las reservas grasas. En maratonistas, suele ocurrir sobre el kilómetro 10-15.


A nivel psicológico el flujo es parecido a poner el "piloto automático. Muchos autores suelen compararlo a la disociación deportiva. En ella el deportista deja de pensar, de sentir y se limita a disfrutar de la actividad deportiva prestando atención a su respiración, a su cuerpo moviéndose, a sus pisadas impactando contra el suelo, etc. Avanza de forma instintiva.


A nivel espiritual el flujo genera la paz y la felicidad que tanto intriga a los investigadores y que tanto anhelan los corredores. El deportista se siente libre, tranquilo, hace la actividad con facilidad como si fuera algo normal...fluyendo en el asfalto. Aunque vayas en piloto automático, tu inconsciente sigue activo y está disfrutando, sintiendo y memorizando ese momento. Se da un auténtico equilibrio mente-cuerpo-alma. Eso, es el flujo.


Una cosa que puedo aseguraros es que los corredores de élite, no experimentan el flujo cuando están compitiendo. En ellos no existe un equilibro puesto que están llevando su físico y su psique al límite, al mismo tiempo que tratan de imprimirle fuerzas a la carrera con sus sentimientos y con toda su alma. El flujo está destinado a los populares o a cualquiera que desee "ser feliz" corriendo. Es el "Nirvana del Runner".

Cómo entrar en flujo, lo explicaré en otra entrada. Sin embargo, espero que gracias a este post hayáis podido entender en qué consiste el flujo (mal conocido como "er flow") y en lo que supone para el deportista popular. Un corredor que no haya experimentado este estado...a largo plazo se desmotivará, no habrá alcanzado un estado que si experimentas...querrás repetir.

Espero que la entrada os haya resultado de utilidad y que si os gustó, la compartáis con otros corredores. Déjanos tu comentario o tus dudas: ¿Sabías lo que era entrar en flujo? ¿Alguna vez lo has experimentado? ¿Sabes cómo lograrlo? ¿Es importante en el running?

No hay comentarios:

Publicar un comentario