martes, 3 de noviembre de 2015

Correr hacia atrás. El Retro Running

Cuando pensaba que el ser humano no podía inventar algo nuevo en el running que me sorprendiese...lllega el retro running y vuelve a conseguirlo. Si estás cansado de correr hacia adelante, si nunca llegas a ver el final en un entrenamiento, si la pista de atletismo te aburre...correr hacia atrás puede ser la solución o una extravagancia muy molona.

Bromas aparte. Últimamente se está hablando bastante en los medios de comunicación de esta modalidad deportiva. La principal responsable de ello es la tetracampeona española Sandra Corcuera la cuál se ha convertido en una auténtica promotora de este movimiento.

Imagen de: http://sandra-corcuera.blogspot.com.es/

¿QUÉ ES EL RETRO RUNNING?

Lo creáis o no, tiene su propia entrada en la wikipedia (en inglés, claro). El retro running, reverse running o "correr pa´tras" no es más que ejercer el acto de correr, pero en sentido contrario. 

La principal diferencia con el running normal no sólo es la dirección, sino su característica "antinaturaleza". Nos explicamos: el ser humano de forma biológica, corre hacia adelante (como el resto de seres vivos). Sin embargo el retrorunning, como invención del hombre, va en contra de esa locomoción fisiológica y normal.

Eso no significa que sea ni malo ni bueno, simplemente es una forma de hacer deporte distinta a la practicada de forma habitual. De hecho, la velocidad que tenemos de forma natural al practicarlo, puede mejorarse y desarrollarse con tiempo, entrenamiento y práctica.

Imagen de RunHaven.com

PRINCIPALES BENEFICIOS:

A nivel de salud y locomoción, supone una forma totalmente distinta de movernos y de practicar deporte. Movilizamos músculos, articulaciones, huesos, de forma parecida pero distinta a como cuando corremos hacia adelante. Por ello, practicarlo de forma habitual y en pequeñas dosis puede llegar incluso a ser beneficioso para relajar las zonas implicadas en el running normal.

Cardiovascularmente también es saludable ya que representa una actividad de intensidad moderada-baja. A nivel mental, fomenta y mejora la concentración ya que tenemos que estar pendientes de no chocarnos, de mantener el rumbo y de realizar la actividad de forma correcta.

En determinadas competiciones, puede ayudarnos. Por ejemplo, correr hacia atrás en una carrera de trail cuando vamos subiendo (siempre que se haga con cuidado), puede aliviar el desnivel e incluso ayudarnos a afrontarlo mucho mejor que si fuésemos de frente. Recordamos que cuando corremos normalmente, solemos inclinar el cuerpo ligeramente hacia adelante, lo que hace que en los desniveles positivos, aún nos inclinemos más y se resienta la espalda.

Por último, aunque no esté demostrado...practicado de forma adecuada y con una técnica segura, podría representar una estrategia para evitar uno de los principales achaques de los corredores: el dolor lumbar. Principalmente porque la musculatura de la espalda durante el retro running, tiene mayor implicación si cabe que el running habitual.

Debido a que es una modalidad deportiva no muy arraigada y antropológicamente antinatural, aún existen pocos estudios de los posibles beneficios de esta práctica. Muchos expertos de la actividad física y el deporte se mofan o incluso lo tachan de perjudicial, pero para llegar a esas conclusiones, primero habría que estudiar los efectos a corto-medio-largo plazo.

En cuanto a estudios sobre beneficios, cabe destacar el realizado por el profesor Barry Bates. También existen artículos publicados en medios como "The Guardian" donde se citan una elaborada bibliografía que menciona los estudios/peligros/beneficios del retro running como:
  • Facilita el equilibrio y la propiocepción.
  • Mejora el equilibrio muscular (relación entre músculos agonistas(antagonistas).
  • Desarrolla una mayor fuerza en competición.
  • Facilita la función neuromuscular.
  • Ayuda en la prevención de lesiones y en la rehabilitación.

PRINCIPALES PELIGROS:

Como podréis intuir los principales peligros de este deporte estarán relacionados con la falta de visión. Al correr hacia atrás, no vemos la zona por la que nos estamos desplazando, por tanto nuestro cerebro no puede realizar el mapa del terreno y adaptar la locomoción a este.

En base a este problema no sólo necesitaremos una mayor concentración, sino que también deberemos practicarlo en superficies que no tengan desniveles, elementos sueltos o peligros que requieran el procesamiento mental. Por ello suele practicarse en pistas de atletismo.

Del mismo modo que puede ayudarnos a afrontar una cuesta, puede ser una locura si lo practicamos cuesta abajo. Si al componente de no ver, le sumamos la gravedad tirando de la espalda y de todo el cuerpo hacia el "abismo"...el retro running se convierte en una locura.

Por último, el retro running puede generar dolores de cuello o mareos cuando echamos la vista atrás para ver por donde vamos. Son movimientos bruscos durante el acto de correr, que pueden llegar a generar desde ligeras molestias a auténticas lesiones vertebrales. Cuidado.

Imagen de BBC.UK
CONCLUSIONES IMPORTANTES

Pese a las diferencias con respecto al running habitual, el retro running cada vez se está haciendo más conocido en España, especialmente por personas como Sandra. En países como Alemania o Reino Unido está considerado como deporte y se organizan carreras populares habitualmente.

De hecho, a nivel mundial existen competiciones entre las que tenemos la suerte de tener a atletas españoles que no sólo nos representan...sino que ganan. A nivel científico aún queda mucho por hacer y estudiar para definir/concretar que repercusiones positivas-negativas tiene esta modalidad deportiva, como practicarlo adecuadamente, cómo entrenar, etc.

Para todos aquellos que estén interesados en saber más, dejadnos un comentario con vuestras dudas, inquietudes, opiniones y las responderemos lo antes posible. Para los que deseen practicar este deporte, sólo puede darles una pequeña recomendación: hay que comenzar de menos a más. Comienza andando poco tiempo y siempre en pistas de atletismo. 

Cuando te hayas habituado, empieza a realizar pequeños tramos o intervalos de tiempo corriendo. Intenta buscar a un entrenador o a una persona que te enseñe la técnica y especialmente, disfrutar mezclando el running normal con el retro running.

Espero que la entrada os haya resultado interesante. Recuerda compartir la información con otros corredores y por supuesto, en seguir a la experta @RetroRunning_ que seguro seguirá practicando este deporte, y dándole el valor que merece.

2 comentarios:

  1. Cuando parecía que todo estaba inventado siempre hay alguien con capacidad para sorprendernos! ahí tenemos nicho de mercado seguro!

    Yo a esta moda no me apunto. Primero a ver si termino de aprender a correr palante...

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que existe un déficit importante de fósforo u otro compuesto químico en el ser humano occidental. Vi un mini reportaje en la tele y aparte de parecer todos bobos (eso es lo de menos) me recordó a la última chorrada para lesionarse:el crossfit.

    Mi traumatologo debe estar frotándose las zarpas.

    ResponderEliminar