miércoles, 16 de diciembre de 2015

Cómo sobrevivir a los 101 de Ronda. Las Ampollas

Uno de los enemigos más peligrosos y molestos a los que tendremos que enfrentarnos en los 101 kilómetros de Ronda serán las ampollas. Muchos tendrán la suerte de no sufrirlas, pero muchos otros tendrán que aguantar sus estragos y hacer un gran acopio de fuerza para soportarlas.

Las ampollas forman parte de los mecanismos de defensa cutáneos (de la piel) ante agresiones como quemaduras y traumatismos. En los 101 suelen producirse por un mecanismo de fricción donde zonas concretas de nuestros pies sufren un contacto continuo, dañino y perjudicial que termina derivando en la formación de este tipo de alteración.


Por supuesto los calcetines y zapatillas que usemos tienen mucho que ver. El sudor que se pueda acumular supone un aumento de la fricción en el pie así como un reblandecimiento de la piel, lo que favorece la aparición de ampollas. De ahí que necesitemos un calzado y calcetines transpirables, que absorban o actúen contra el sudor.

Del mismo modo, un calcetín mal puesto donde existan pequeños pliegues o unas zapatillas inadecuadas para nuestros pies, pueden generar un traumatismo y un aumento de la fricción que por un lado genera ampollas y por otro, alterará nuestra forma de correr.

Una vez explicada la parte técnica, toca hablar sobre la experiencia en los 101 de Ronda. Debéis ser conscientes de que vais a estar corriendo muchísimas más horas de las que habéis corrido/andado en vuestra vida. Si a ello le sumas la gran cantidad de kilómetros a recorrer...imagina la cantidad de daño que se van a tragar tus pobres pies.

Por lógica y por estadística, cuanto más tiempo vaya pasando y cuanto peores sean las condiciones climatológicas externas (calor, lluvia y humedad, etc) e internas (pies mojados o sudados) en relación a tus pies, más probabilidades tendrás de que se te creen ampollas.

Y te digo más. Las ampollas que te salen en los 101 de Ronda no van a ser ampollas "normales". Van a ser ampollas gordas, peligrosas, jodidas. Básicamente porque los participantes pese a que les salgan, van a seguir la carrera y poco a poco irán yendo a peor.


Sólo tenéis que preguntarle a los podólogos de los 101 para saber las atrocidades que se encuentran año tras año en este evento. Yo las sufrí y terminé no sólo con ampollas, sino con quemaduras de segundo grado en ambos pies y casi dos semanas sin poder apoyarme para andar y casi dos meses para poder volver a andar/correr sin sentir dolor o molestias.

Otra cosa que debéis saber es que las ampollas normales, se curan por sí solas. Las de los 101 de Ronda no. Ya sea porque la persona decide terminar la carrera y aguantar el dolor de la ampolla así como empeorar la situación, o bien porque no sepan cuidarselas, las ampollas de los 101 suelen durar bastante tiempo y requieren tratamiento sanitario.

Tres semanas después de los 101 de Ronda

MI EXPERIENCIA CON LAS AMPOLLAS EN LOS 101

A nivel personal, el día que terminé la prueba cuando fui a bañarme para quitarme todo lo acumulado durante los 101, sufrí de un dolor impresionante cuando el agua contactó con la zona ampollosa/quemada. Ese mismo día volví a Sevilla y fui directo al centro de salud. Allí me desbridaron y recortaron (literalmente) con un bisturí, media planta del pie.

De hecho, en el centro de salud me comentaron que no era la primera persona que venía de Ronda por ese motivo. La médica se quedó muy impresionada tanto de la gravedad de las lesiones, como de la actuación que tuvo que realizar para sanear la herida.

Os digo más, el dolor que se siente cuando te cortan parte de piel muerta pero también parte de piel viva con un bisturí, sin anestesia...es de lo peor que he sentido jamás. Yo decidí ir con unas ampollas "leves" desde el kilómetro 30 y poco, pero terminé con unas quemaduras de segundo grado, mucho dolor físico y mental así como varias semanas de curas y rehabilitación.

Ampollas un día después de los 101 de Ronda 2015

Lo que falló para llegar a ese punto, no lo sé. Las zapatillas eran buenas y adecuadas. Los calcetines, quiero pensar que también. Puede que me colocase mal los calcetines. Puede que el sudor me terminase jugando una mala pasada. O puede simplemente que los pies no estuvieran acostumbrados o no soportasen la dureza de la prueba y así me lo hicieron saber. No lo sé.

Las semanas posteriores a la prueba fueron jodidas. Dos curas al día con linitul, lavados con jabón y agua abundante (dolorosos al principio y molestos con el paso de los días), llevar los pies vendados, no poder andar del dolor durante días, etc. Son ampollas peligrosas.

Ampollas 4 días después de los 101 de Ronda 2015

CÓMO EVITAR LAS AMPOLLAS EN LOS 101

En primer lugar, te recomiendo que acostumbres a tratar a tus pies adecuadamente. Hace poco escribimos un post titulado "5 Consejos de Higiene para los pies del corredor". Échale un ojo y aplica cada uno de los consejos en tu día a día para fortalecer la salud de tus pies.

En segundo lugar, hazte con unas zapatillas adaptadas a tu tipo de pie, de pisada y que sean aptas para este tipo de pruebas así como transpirables. Del mismo modo, cómprate dos pares de buenos calcetines y experimenta con ellos las semanas/meses previos a los 101 de Ronda. Te recomiendo comprar dos pares básicamente porque durante la prueba, te podrás cambiar.

Aprende a detectar los primeros signos de aparición de las ampollas: dolor, enrojecimiento o cambios de coloración en la piel, molestias en la planta del pie, etc. Si eres capaz de detectarlo y de poner medios para que no vaya a más, te puedes evitar un disgusto.

Hay personas que recomiendan embadurnar los pies con vaselina. En mi caso, como no lo he probado y no sé hasta que punto es efectivo, no lo recomiendo. Si deseas probar este truco, hazlo varias semanas antes a la prueba en una tirada que dure varias horas. No te la juegues.

También hay corredores que se vendan ciertas zonas de los pies e incluso gran parte de ellos. No le veo mucho sentido a este truco pero si a la gente le funciona, por mi estupendo. Debes recordar que el pie también necesita "transpirar" y el vendaje puede impedirlo. Ten cuidado.

Ampollas 5 días después de los 101 de Ronda 2015

CÓMO AFRONTAR LAS AMPOLLAS EN LOS 101

Siéndote sincero (pese a que yo hice todo lo contrario), no lo hagas. No afrontes el dolor que supone ir con ampollas durante los 101 de Ronda. Si las ampollas son de carácter leve, te tratan de forma efectiva en algún puesto de podología y no queda mucho para terminar, plantéate seguir adelante, soportar el dolor y las posibles consecuencias.

Si las ampollas son pequeñas, te las han tratado de alguna forma en un puesto de podología y queda poco para terminar la carrera mi consejo personal es: no pienses en ellas. Intenta andar o correr centrando tu atención en otras partes del cuerpo.

Por supuesto, abstente de pincharlas, manipularlas, romperlas o cualquier cosa. Esa es tarea, en todo caso, de los podólogos o del médico. Puedes empeorar muchísimo la situación si manipulas inadecuadamente una ampolla o si la rompes/arrancas.

Evita a toda costa quitarte los calcetines hasta el momento en el que te vayas a cambiar de pares. Lo que puedes hacer es asegurarte de que los calcetines están bien puestos en todo momento, que no haya pliegues o pellizcos que puedan empeorar la situación.

De forma excepcional, si no queda más remedio y si tu estado de hidratación es óptimo (puede orinar a menudo y con abundancia, color claro, no hay molestias al orinar, etc) puedes plantearte tomarte un paracetamol (el ibuprofeno es más peligroso, aunque más efectivo). Pero ¡Ojo! No se recomiendan tomar este tipo de fármacos en pruebas de ultrafondo, es una medida excepcional.

Por último, te recomendamos que una vez que termines la carrera vayas directo al puesto de podología para que te revisen y traten las ampollas. Ese mismo día si vuelves a casa y las ampollas son importantes, puedes y debes plantearte ir a tu centro de salud más cercano. Quizás necesites un tratamiento más agresivo a nivel del pie y un tratamiento analgésico/antiinflamatorio.

Ampollas 1 semana después de los 101 de Ronda 2015

CONCLUSIONES DE INTERÉS

Las ampollas son muy temidas en los 101. Sufrirlas puede ser tremendamente horrible, no os mentiré. Actualmente sigo sin saber cómo fui capaz de terminar los 101 de Ronda tal y como estaban mis pies. Sé que estuve varias semanas rabiando de dolor, sin poder andar, con curas molestas, que viví en primera persona cómo me cortaban la piel de los pies sin anestesia, etc.

Prestadle mucha atención a todos y cada uno de los consejos así como a las entradas asociadas que he vinculado a esta entrada. Os serán de muchísima utilidad. Como novato, me hubiera gustado leer y aprender algo así antes de enfrentarme a los 101 de Ronda.

Las pruebas de ultrafondo para el "popular" deben o deberían ser siempre un balance entre logros y riesgos. No merece la pena lograr algo, a cambio de poner en riesgo tu salud. Especialmente si el riesgo es irreversible o te supone un daño físico y mental importante.

Espero que esta entrada os sea de utilidad y que la compartáis con otros corredores aspirantes a los 101 de Ronda. Si podéis contarnos vuestra experiencia, consejos, opiniones sobre este tema, sería un detalle. Déjanos un comentario.

2 comentarios:

  1. Pedazo de entrada Emilio. Impresionante tus ampollas. Las he sufido, pero no llegaron a convertirse en quemaduras de 2º grado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. En mi modesta opinion y he tenido bastantes ampollas,son muy buenos consejos,un saludo y felices fiestas.

    ResponderEliminar