sábado, 26 de marzo de 2016

El ejercicio, mucho mejor que la dieta restrictiva

La experiencia nos ha demostrado que practicar deporte de forma saludable, es mejor que la dieta para estar sanos. Si mezclamos ejercicio y comemos bien, mejor que mejor. 

Pero la ciencia ha vuelto a dar respuesta, evidencia y contundencia a través de un estudio pionero realizado en Granada y titulado: "El ejercicio es más beneficioso para la salud cardiovascular de las personas obesas, que comer un 30 por ciento menos".

Este equipo de pioneros investigadores han demostrado (en animales) que practicar deporte, quema más grasa que realizar una dieta restrictiva. Todo ello aplicado a un grupo de ratas genéticamente obesas y con síndrome metabólico inducido.


El estudio ha demostrado lo que ya conocemos por experiencia: se aplicaba un programa de ejercicio aeróbico (a una intensidad moderada) interválico combinado con ejercicios de fuerza a un grupo de ratas obesas. A otro grupo de ratas, se las sometía a una dieta restrictiva del 30%.

El resultado es claro: el grupo de ratas que hacían deporte, mejoraban su perfil metabólico y bajaban de peso de forma más eficiente (y saludable) que las ratas que tenian que comer menos. Según palabras de la autora principal, Virgina Aparicio García Molina: "tanto la restricción como el programa de ejercicio resultaron existosas mejorando el perfil glucémico y lipídico, pero el programa de ejercicio mejoró adicionalmente el perfil inflamatorio y la composición corporal de las ratas, reduciendo la masa grasa e incrementando la masa muscular".

Si pensamos a nivel psicológico en su aplicación en humanos y según las palabras de la autora: "el riesgo de que se recupere peso tras abandonar una dieta es alto y obliga a los obesos a reducir la ingesta cada vez más para evitar el efector rebote. Además, este tipo de dietas requieren mucha fuerza de voluntad, lo que conlleva un gran porcentaje de abandonos".

Imagen de: www.todanoticia.com

Hemos de recordar que el ejercicio físico también requiere muchísima fuerza de voluntad pero que, a diferencia de la dieta, se termina conviertiendo en un "estilo de vida" con el paso de las semanas. De hecho, se termina convirtiendo en una costumbre ineludible de nuestras vidas.

Parece mentira que en pleno siglo XXI, aún exista el debate: dieta VS ejercicio. No sólo la experiencia demuestra que es mejor hacer deporte para perder peso que limitarnos a la dieta., sino que ahora también existe un estudio que lo certifica.

¿Qué ocurriría si los médicos recetasen o recomendasen, ponernos en manos de un especialista de la actividad física y del deporte? ¿Cómo afectaría a la actual epidemia de obesidad, la inclusión en nuestras vidas de un programa de ejercicios mixtos?

Este estudio es un pequeño/gran paso hacia una mejor salud pública que evite: diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, síndromes metabólicos. Es por ello que desde MedRunning queríamos compartirlo con los lectores y agradecerle al equipo de Granda, la gran labor realizada. El deporte con moderación, es el camino hacia una mejor calidad de vida.

Para los que deseen leer o buscar el artículo: Aparicio, VA, Coll-Risco I, Camiletti-Moirón D, Nebot E, Martínez R, López Jurado M, Aranda P. Interval aerobic training combined with strength-endurance exercise improves metabolic markers beyond caloric restriction in Zucker rats. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. Jan 18, 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario