lunes, 11 de julio de 2016

Diseñadas para presumir: Adidas Duramo 7M

Paseando por las tiendas deportivas, decidí echarle mi habitual vistazo a las zapatillas de Running. Entre las novedades se encontraban las Saucony Jazz 18 , las Nike Pegasus, un par de Joma´s con muy buena pinta y...unas zapas que me dejaron alucinado.

Por norma habitual no suelo fijarme en Adidas puesto que soy amante habitual de Saucony. Sin embargo, debido a que mis primeras zapatillas de Running fueron unas Adidas Duramo 4, reconocí a la perfección el modelo en su séptima edición mejorada.

La Adidas Duramo 7M mantiene las características habituales de sus predecesoras, pero su diseño es absolutamente "cool". Alejado de los habituales materiales monocromáticos externos, la marca ha decidido imprimirle un tono más casual a sus zapatillas de gama baja.


Además, han realizado pequeñas modificaciones en la zona del talón que hace más cómodo el ajuste del pie. Por supuesto, sus tres bandas laterales (representando al diseño del logotipo) siguen siendo típicas en estas zapas, aunque personalmente...sobran.

Son unas zapatillas cuyos tonos las hacen imprescindibles tanto para correr como para lucirlas en verano (el rojo intenso de su parte superior y trasera) como en otoño (los tonos ocres, en forma de hojas de la parte delantera). Todo ello combinado con una suela totalmente blanca.


Desde una vista superior podemos apreciar la morfología de la zapatillas. Diseñada para pies "normalitos", que no tengan la zona delantera demasiado ancha. Quizás con unos cordones naranjas, las zapatillas serían estéticamente casi perfectas. El negro es demasiaod neutro.

En cuanto a las prestaciones de estas zapatillas, no os mentiré...no dan para mucho. Pertenecen a la Gama Baja de Adidas y están diseñadas para el corredor esporádico que corra unos 10-20 kilómetros a la semana, distribuidos en 2-3 días. Aunque también es genial para ir al gimnasio.

Por experiencia propia, son unas zapatillas muy buenas y durarderas, bastante cómodas, a las que puedes meterles caña (hasta el punto de correr una maratón con ellas). Sin embargo, no debemos olvidar sus limitaciones y que, si nos excedemos...los materiales de deforman.


Tiene un drop bajito (diría que de 4mm), aunque la suela es ancha y está pensada para amortiguar todo lo que pueda y más. Es una zapatilla neutra y los corredores que la luzcan, no deberían pesar más de 70 kilos (75 máximo), puesto que son zapatillas algo "pesadas" de por si.

Personalmente, me parecen unas zapatillas chulísimas tanto para comenzar a correr como para "ir mono" por el mundo. El diseño es de los mejores que he visto en mucho tiempo, alejado de los típicos colores fosforitos que todas las marcas están empleando para llamar la atención.


En cuanto al precio, pienso que en Sprinter están un poquito caras (pese a estar en Rebajas). Son unas zapatillas que por 30 euros, sería razonable comprarlas. Si me apuras, por el diseño (limitado probablemente), sería lógico llegar a pagar hasta 40 euros. Pero nada más.

Por supuesto, si quieres darte un capricho los 50 euros que te valen los pagarás sin reparo. Como ya te he comentado, son unas zapatillas bastante buenas de GAMA BAJA, que podrás usarlas para empezar a correr, para vestir informal y especialmente, para el fitness.

Espero que la entrada te haya gustado, que le eches un ojo a las zapatillas si te interesan y especialmente, que nos dejes un comentario con tu opinión: ¿Qué te parece el diseño? ¿Qué te parece el precio? ¿Alguna vez has probado unas duramo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario