domingo, 18 de diciembre de 2016

Esa sensación...entrenar un maratón. 22Kms

Domingo 18 de Diciembre. Quedan escasas semanas para la Maratón de Sevilla 2017. Las tiradas largas...cada vez son más largas. Pese a estar en un buen estado de forma, hoy me tocaba realizar al menos 2 horas corriendo...y los kilómetros que caigan. Bien, pero mal.

La semana anterior fueron 18. En el Bosque de Capodimonte de Nápoles, con poco desnivel, casi todo en llano y respirando aire fresco entre las sombras de los árboles. En esta ocasión, tocaba retomar la ciudad, la campiña de Mairena-Viso del Alcor (Sevilla). Y de llano tiene lo que yo me sé...más bien poquito. Que si para arriba, que si para abajo.

Como siempre, comencé más bien lento. Un ritmo suave por debajo de los 5:50 min / km. Con el paso de los minutos el cuerpo se iba calentando, pero hasta que no llego a la hora...no consigo explotar. Es entonces cuando alcanzo ritmos por debajo de los 5:30min/km.

La forma física adquirida debido a andar (de media) unos 15kms al día en Nápoles, se ha notado. No sólo los entrenamientos semanales, también el estilo de vida que llevo en esta ciudad. Pero el pueblo no perdona y Mairena, el Viso, me han dado caña. A ello hay que sumarle el viento de cara casi todo el tiempo, el solano picándome en la nuca, el frío invernal, el resfriado...puff.

Cuando llevo 15 kilómetros le echo un vistazo al Strava: ¿Media Maratón en menos de dos horas? Más que probable. ¿Media Maratón por debajo de 1:48? ¡Vamos a intentarlo!. Voy campo a través y aumento el ritmo. Encuentro a un grupito de corredores y, orgulloso, les planto los buenos días, les sonrío y los adelanto sin piedad. Hay que darles caña, que si no...se relajan.

Cuando voy por el 17 empiezo a temblar. Voy justito de tiempo y me toca subir una de las peores cuestas de mi pueblo. Uno de esos desniveles que emplean los habitantes locales para entrenar trails y ultratrails como los "101 de Ronda"...imaginate la cuestecita.

Empiezo a subir y paso de correr a 4:50 min/km a unos 5:30. En varias ocasiones me tengo que parar y echar a andar un par de metros. Termina la cuesta y con el corazón a mil por hora, le echo un ojo al crono. Siguiente objetivo: media maratón por debajo de 1 hora y 54 minutos.

Una vez repuesto, vuelvo a apretar. Maravilla de maravilla, el cuerpo responde. Afronto los últimos kilómetros con dureza. No recordaba esta sensación. El cansancio, los músculos agarrotados, las articulaciones gritándome, el pellizco en el corazón. Entrenar Maratón.

Llego a casa. ¿Resultado? 2 horas corriendo y 22,4 kilómetros de tirada larga. Nada mal. La semana que viene...en Navidad, me tocan mínimo 24, locurón. Y es que entrenar para una maratón, siempre es distinto, siempre es "como empezar de cero". Aquí ser veterano, tener experiencia, te ayuda...pero no te regala absolutamente nada. Dureza y a la vez satisfacción.


El resultado lo veré mañana. Probablemente un par de agujetas. Ahora mismo sólo siento unas leves molestias en la rodilla y gemelo izquierdo. Gajes del oficio. Hacen falta mejorar los estiramientos y sobre todo, darle caña a los entrenamientos de fuerza, a las series.

Sigo rumbo a la Maratón de Sevilla. Después de mucho tiempo sin entrenar para esta distancia, es agradable volver a sentir estas sensaciones...pero duele, y cansa ¡joder si cansa!. Esta es mi historia, y este es mi rollo. Así va la cosa, entrenando 3 días a la semana como un campeón.

Espero que la historia os haya gustado, o que os sirva de utilidad. El 31 de Diciembre estaremos en la San Silvestre de Coria del Río y en la de Utrera. Nos vemos por allí. Si te apetece, déjame un comentario u opinión: ¿Cómo son tus tiradas largas? Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario