martes, 14 de febrero de 2017

Anatomía de la Maratón de Sevilla 2017

Ha llegado el momento de desentrañar y analizar los secretos de la maratón más llana de Europa. Una prueba que año tras año, se ha ido ganando el respeto y el prestigio a nivel internacional, contando en 2017 por primera vez con la categoría de Silver Label de la IAAF.

Es cierto que es una de las mejores maratones de Europa y de España, pero tiene sus peculiaridades. En esta entrada, aclararemos dichas particularidades y ayudaremos al corredor a estar precavido sobre los ligeros desniveles del recorrido y los momentos más difíciles del mismo.

En 2017 como novedad, la prueba inicia a las 08:30 desde Avenida Carlos III. Dicho comienzo más vespertino se justifica en base al calor que se suele alcanzar en Sevilla conforme van pasando las horas. Eso si, llévate algo ligero que abrigue para los momentos previos a la carrera.


LA SALIDA. AVENIDA CARLOS III:

Situada en la Cartuja de Sevilla, antigua zona donde se celebró la Expo 92. Un lugar amplio donde se darán cita miles de corredores. Te recomiendo llegar al menos media hora antes del pistoletazo, encontrar y situarte en tu cajón, hacer pis, etc. Mejor prevenir que curar.

El proceso de salida suele ser rápido y certero. A las 08:30 inician los primeros corredores del pelotón y en dos-tres minutos como mucho, inician los que están situados en la zona media de la marabunta. Si estás situado al fondo, no te preocupes, la carrera va fluida.

En la primera recta, no te emociones. Es típico salir despedido a un ritmo inadecuado propiciado tanto por la euforia de los corredores que te rodean, como al desnivel "cero" del tramo. Los primeros kilómetros son para entrar en calor, pillar ritmo y llegar bien al primer avituallamiento.

Tras realizar dos rectas en la misma dirección llegarás a Glorieta de República dominicana, donde realizarás un pequeño giro que te llevará a través de otra recta (República Argentina) en dirección al puente de San Telmo. Llegados a este punto ya habrás entrado en calor y estarás a punto de alcanzar los primeros 5 kilómetros. Llega el momento de disfrutar del primer avituallamiento.

  
DEL KM 5 (TORRE DEL ORO) AL 10 (RONDA NORTE):

Esta es una de las zonas más sencillas e impresionantes del recorrido. Podrás disfrutar de algunos de los monumentos más característicos de la ciudad hispalense y ser animado por una gran cantidad de personas que cada año, salen a vitorear a los corredores. Esta parte mola.

Eso si, es mayoritariamente llana pero de vez en cuando te encontrarás con falsos "desniveles cero", que en realidad son pequeñas cuestas. Aprovecha para apretar ligeramente los dientes y para recuperar con calma. En Avenida de Torneo también podrás disfrutar de una de las zonas más abiertas del recorrido tanto a nivel de amplitud del vial, como de luz solar.

En cuanto a los avituallamientos. El que está situado en el kilómetro 5 es bastante accesible aunque suele haber ciertas aglomeraciones en algunos tramos. Respecto al del kilómetro 10, bastante mejor situado y con mayor facilidad para poder hacerte con agua/isotónica.


DEL KILÓMETRO 10 AL 20 (SAN PABLO):

Aquí la cosa se tuerce un poquito. El recorrido adopta en este punto una forma menos recta y comienzas a realizar pequeños virajes, para adentrarse en algunos de los barios más emblemáticos de la ciudad, como el Barrio de la Macarena. En esta zona también hay muchísima gente animando, especialmente en la zona de Ronda Urbana y junto a la basílica de la Macarena.

Otro inconveniente de este punto, era el estado de la carretera (se ha reformado). Al ser una zona de tráfico intenso, el asfalto está regular. Además la carretera presenta incurvación desde su centro hacia el exterior, por lo que deberás tener cuidado de no ir siempre por el mismo lado o puedes terminar sobrecargando "de más" alguna de tus piernas. Recomiendo ir por el centro.

Además, esta es una zona en la que el sol (si está presente) pega bastante fuerte y los corredores tendemos a buscar la sombra que se sitúa en uno de los laterales del recorrido (a costa de sobrecargar piernas). En algunos momentos el recorrido también es algo "feote", sobre todo cuando pasa por la zona más residencial que en algunos casos, está algo estropeada.

Aún así, es un buen momento para ir haciendo evaluación de tu ritmo y saber si lo estás haciendo bien o no. Una vez que llegas a San Pablo y cruzas el arco de Media Maratón, está "todo el pescado vendido" y no podrás hacer mucho si te has excedido en la primera parte.

En cuanto a los avituallamientos del kilómetro 15 y 20, ambos están bastante bien situados. El del kilómetro 15 lo podrás encontrar en un espacio más abierto y el del kilómetro 20...digamos que no te darás mucha cuenta de él porque estarás pendiente de llegar al 21.

Respecto a desniveles. La mayor parte de este tramo es plana, pero te encontrarás con algún que otro falso llano, sobre todo tras cruzar la basílica de la Macarena. También habrá pequeños descensos que te ayudarán a contrarrestar esas zonas de subida. Disfruta.


MEDIA MARATÓN A KM 30:

Personalmente, una de mis partes favoritas del recorrido. No sólo porque se torna realmente plano, con prácticamente ningún desnivel. También por la gran afluencia de público, por los avituallamientos perfectamente situados y organizados, así como por el momento "clave" que un maratonista vive durante este tramo. Llegamos a la previa de "El Muro".

Una vez que superes el arco de Media Maratón te encontrarás de nuevo una carretera en estado "mejorable", aunque bastante mejor la de la Macarena. Es un tramo aproximado de unos 2 kilómetros sin demasiado público y bastante gélido (polígono industrial), pero dura poco y una vez que llegas al Centro Comercial Los Arcos, todo cambia a mejor. Lo notarás enseguida.

El paso por la zona de Gran Plaza, Nervión, Luis Montoto, etc. es de los mejores de todo el recorrido, tanto por lo que hemos explicado hasta ahora, como por la facilidad que tienen los acompañantes de localizar, ver, fotografiar al corredor en varias ocaciones. Si os fijáis, el trazado discurre haciendo tres líneas paralelas a poca distancia entre ellas. Puedes ir rápidamente de un lado a otro: "Donde leches echarte fotos en la Maratón de Sevilla".

Además, te recomiendo que tomes fuerzas y que hagas bien los avituallamientos llegados a este punto. El siguiente tramo es de los más complicados del recorrido y te harán falta fuerzas física/mentales para superarlos. Disfruta el calor del público, o el paso junto a los dos estadios de fútbol de la ciudad: el Benito Villamarín y el Sáchez Pizjuan.


DEL KM 31 (AVENIDA PALMERA) AL KM 40 (PUENTE BARQUETA):

En este tramo tendrás sufrimiento y tendrás gloria. A partir del kilómetro 30 te encuentras con la terrible Avenida de la Palmera. Una recta de 2-3 kilómetros en la cual (dadas las circunstancias en las que estás), te resultará bastante inacabable. Aquí es donde debes apretar verdaderamente los dientes y ser capaz de recordar todo lo que has entrenado para este momento.

Además de ser una recta bastante anodina, tiene la ventaja de que es prácticamente llana. A ambos laterales podrás disfrutar de algunos edificios peculiares y también del gran espacio abierto que supone esta parte del recorrido. Pero tómatelo con calma, es zona de cansancio.

En el momento que llegues al Parque de María Luisa, todo te resultará mucho más fácil. Por supuesto, la llegada y paso por Plaza de España es puramente apoteósica. Es cierto que en esta zona tendrás que correr por encima de tierra, asfalto en mal estado y adoquinado, pero déjame que te diga que vale la pena, con tal de poder rodear este monumento sevillano.

Una vez que hayas disfrutado de la Plaza, saldrás a otro gran espacio abierto (el último hasta dentro de un par de kilómetros) y te adentrarás de lleno en la zona más céntrica y transitada de Sevilla. En el momento en el que visualices el Rectorado de la Universidad de Sevilla y la estación de Puerta de Jerez, sentirás la magia de correr en la Maratón de Sevilla.

Tu simplemente imagina un pasillo de miles de personas animándote, al mismo tiempo que pasas corriendo junto a La Catedral de Sevilla, el Archivo de Indias, El Ayuntamiento en Plaza Nueva, etc. Te aseguro que esta zona, será probablemente la que más recuerdes.

Aquí de nuevo nos podemos encontrar con algún que otro falso llano, pero te aseguro que el calor del público hará que no te des cuenta. Por último, el paso por la zona de Plaza del Duque-Trajano-Alameda, aunque hermoso, se hace duro. Y aquí realmente sí que sentirás pequeños desniveles que pese a ser ínfimos, harán algo de mella en lo que te resta de recorrido.

Tras subir una cuesta llegarás de nuevo a la zona de Torneo y una vez ahí, tendrás que atravesar el Puente de la Barqueta donde encontrarás uno de los mejores avituallamientos del recorrido, pero también uno de los más desorganizados (por regla general). Además, es en esta zona donde hay varias cuestas arriba que son verdaderamente molestas para el corredor.


DEL KM 40 AL KM 42,195 (ESTADIO OLÍMPICO):

Llana, totalmente llana. Es lo que puedo decirte de este último tramo. Quizás te parezca la zona más dura del recorrido, y lo cierto es que lo es. Aquí te darás cuenta de lo que significa la "soledad del corredor", puesto que es una zona donde no suele haber excesivo público y donde si lo hay...no te importa porque estás verdaderamente reventado.

Aquí el asfalto está en relativo buen estado y podrás correr sin molestias. Aprieta los dientes con fuerza porque en el momento en el que se dibuje el estadio en el horizonte, sabrás que estás a punto de terminar. Un pequeño giro alrededor de las afueras del estadio y te toca entrar por una de las pequeñas puertas laterales de la infraestructura.

Mucho cuidado con el desnivel "cuesta abajo" que encontrarás en esta puerta, no te vayas a caer ni tampoco hagas malos gestos que te supongan un calambre muscular. Afrontar esta pequeña zona con tranquilidad porque en el momento en el que salgas del túnel, estarás dentro del estadio.

Te ruego que llegados a este punto, no te fijes en el estado de las pistas de atletismo. Simplemente disfruta de tus últimos metros, del fervor de la gente animando en las gradas, del speaker en meta con la música a tope y de tu entrada triunfal como finisher.

Sin dudas, los metros más emotivos y para nada, los más duros del recorrido. Recuerda entrar con los brazos al cielo, sonriendo, disfrutando, dándote cuenta de lo que acabas de conseguir. Disfruta de la emoción de recibir la medalla, que te acredita como finisher.

1 comentario:

  1. Hola
    Primero de todo agradecerte el post, he hecho la Maratón de Sevilla este fin de semana y buscaba exactamente esto los días previos para hacerme una idea del recorrido, tanto hablar de que es tan plana y tenia mis dudas que fuera así, el post tiene más subidas que la carrera ;-)
    Me llamó mucho la atención tu comentario sobre el tartan del Estadio Olímpico, pero me quedo muerto al entrar al mismo y reafirmar lo que había leído!!! Es increíble como esta! Que razón mejor dicho que sin razón hace que nadie de las instituciones Andaluzas no hagan algo para arreglarlo?!? Es una imagen que ni la maraton ni Sevilla ni como ciudad se merecen.
    Me encantó la carrera, disfruté mucho cada km.
    Gracias y saludos desde Barelona

    ResponderEliminar