martes, 23 de mayo de 2017

Mejorando los límites humanos: Kilian Jornet

En estos últimos meses he estado bastante desconectado del mundo del maratón y del ultra. Sin embargo, noticias como que Nike haya montado un tinglado para que Eliud Kiphoge corriese la maratón en 02:25:00 o que Kilian Jornet haya subido al Everest, no dejan indiferente.

Pero querría centrarme en Kilian. Según narra en los libros que ha escrito, comenzó su andadura por las montañas siendo un crío de 3 años. Teniendo en cuenta está por cumplir los 30 años, posee más de un cuarto de siglo de experiencia y un acondicionamiento brutal.

Imagen de ElConfidencial: https://goo.gl/Mg8K6D

Esa ventaja, esa experiencia y esa aclimatación a realizar un esfuerzo físico espectacular, representan una gran ventaja frente a sus competidores. Es por ello que Kilian arrasa cuando compite, no tiene rival y es capaz de realizar retos...que no muchos humanos pueden hacer solos.

Con la subida al Everest, ha culminado su reto más difícil: subir a los grandes picos del mundo. Lo ha hecho solo, con el mínimo material posible y en un tiempo récord. Por supuesto, ha tenido apoyo logístico en el transcurso, especialmente en el antes y en el después. Pero la parte más peliaguda/difícil y el llegar (en teoría) hasta la parte más alta, lo ha logrado él solo.

Los medios de comunicación y los amantes del deporte están muy emocionados, muy excitados con esta "hazaña" y consideran a Kilian como un héroe, un superhumano. Yo no querría quitarle el mérito a este gran deportista, pero mis derroteros, mi reflexión va por otro lado.

¿Y si Kilian no fuera un superhombre, ni un "extraterrestre"? ¿Y si el ser humano fuera capaz de alcanzar estos límites? ¿Y si fuera una cuestión de experiencia, de entrenamiento, un estilo de vida dormido que nos impide explotar nuestro verdadero potencial? 

Imagen de Carrerasdemontana.com : https://goo.gl/yCGjZg

Subir a una montaña como el Everest, no es algo que ni siquiera nuestros más remotos antepasados hubieran hecho. No tiene ninguna utilidad, ningún sentido práctico o de supervivencia. Sólo el hombre moderno se ha propuesto llegar más lejos, más alto, más allá.

El ser humano no posee en su genética (ni en su naturaleza), las "ganas" o características necesarias para vivir en este tipo de ambientes: miles de metros por encima del nivel del mar, menos oxígeno, menos comida, temperaturas extremas, etc. Ni siquiera por curiosidad.

De hecho, este tipo de retos son puntuales, temporales. Se pueden hacer una vez en la vida, sometiendo al cuerpo a un estrés máximo, incluso para personas como Kilian. Aún así lo importante es que se puede lograr, que es viable y que el ser humano, es un duro animal.

Pero, ¿qué ocurriría si la humanidad desde pequeños estuvieran acostumbrados al ejercicio, al deporte, a mejorar el cuerpo y la mente (la cuál también juega un rol esencial en estos retos), que ocurriría? Al fin y al cabo, la evolución se basa en mejorar, en desarrollarnos.

A los grandes deportistas como Kilian, o a las grandes mentes como Einstein no los veo como héroes ni como super humanos. Los veo simplemente (y con admiración), como personas que han sabido explotar su potencial, que han querido descubrir sus límites. Y por supuesto, cada ser humano es diferente y la genética juega un papel importante, pero no es determinante.

Si la genética fuera primordial, no sería posible que con el boom del running miles de personas hayan comenzado a correr y con mayor o menos seguridad, hayan sido capaces de hacer una maratón. Porque como ya he dicho en muchas ocasiones, correr 42 kilómetros es una salvajada y un daño brutal para el cuerpo, principalmente POR QUÉ NO ESTAMOS ACOSTUMBRADOS.


Pero, ¿y si lo estuviésemos? ¿Y si fuésemos menos sedentarios? ¿Y si nuestras vidas tuvieran un componente precoz de mejorar física y mentalmente? ¿Podríamos todos nosotros plantearnos subir al Everest o plantear la teoría de la relatividad (Einstein)? ¿Podríamos, ser mejores?

Para concluir, sólo querría darle la enhorabuena a Kilian Jornet. Por supuesto no ha sido ni será el primer ser humano que sube al Everest, pero las condiciones en las cuales lo ha hecho, es impresionante. ¿Cuál será su próximo reto, su próximo "límite"?

Espero que esta entrada os haya resultado interesante y que os animéis a responder a los interrogantes planteados a través de los comentarios. Me gustaría mucho conocer la opinión de los lectores al respecto. Comparte la entrada con otros corredores y, hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario