martes, 13 de junio de 2017

Experiencia VS Realidad. San Fermín Maratón

Nos encanta hablar sobre cómo hacer las cosas bien en el mundo del "running". Ese es el objetivo principal de MedRunning. Sin embargo, hoy me gustaría ofreceros otro tipo de información útil sobre todo lo contrario, sobre una forma alternativa de hacer las cosas.

Mañana realizaré con mi pareja cientos de kilómetros en coche. Primero llegaremos a Oviedo y descansaremos un poco. Al día siguiente, tomaremos rumbo a Pamplona para disfrutar (y correr) la San Fermín Maratón. Si, esa maratón que dije "de tapadillo" que iba a correr.

En la Maratón de Sevilla 2017 me inscribí en un sorteo para correr la Maratón de Pamplona y... ¡me tocó! Por tanto, no podía desaprovechar la oportunidad, pese a las dificultades. La realidad: será la 42K más difícil y dura que he corrido jamás. Por varios motivos.

En primer lugar, porque estoy gordo, o más bien pasadito de peso. No llego al metro setenta y actualmente peso 72 kilos. Es decir que tengo un IMC que roza el sobrepeso. En realidad este hecho es relativo, puesto que no estamos teniendo en cuenta el "músculo vs grasa".

En segundo lugar porque la última tirada larga que realicé, fue en Nápoles hace unas tres semanas, de unos 22 kilómetros. Además, tampoco he dedicado mucho tiempo a entrenar específicamente para una maratón ni allí, ni cuando he regresado a España...

En tercer lugar, no estoy cuidando la alimentación. Después de tantos meses comiendo macarrones y otras viandas típicas de la "vida de estudiante", he vuelto a las comidas de mamá y papá...bastante más ricas, más elaboradas y que ingiero en grandes cantidades.

Por último, con la llegada del verano tiendo a sufrir una pequeña fascitis plantar. En parte por el uso de las puñeteras chanclas y de andar descalzo, en parte porque mis zapatillas de correr ya están reventadas y tienen más de 700 kilómetros "registrados" en Strava. De locos.

¿Qué haces entonces yendo a correr una maratón? ¿Te das cuenta de la locura que estás haciendo? ¿Te crees que vas a ser capaz de terminarla? Es entonces cuando entra en juego el factor "experiencia" y el factor "prudencia", aunque ello no justifica lo que voy a hacer.

Esta será mi novena maratón competitiva y oficial. Una maratón que realizaré después  de media década corriendo y entrenando (o más, desde 2009). En realidad, desde la Maratón de Sevilla de este año...no he parado de entrenar o de correr, haciendo tiradas largas cada semana. Además, hay que sumarle que los entrenamientos en Nápoles, son bastante duros por el desnivel.

En cuanto al peso, es cierto que estoy algo pasado, pero frente al espejo...soy un "tirillas". Además, cuento con la ventaja de conocer cómo funciona a nivel psicológico, físico y dietético una maratón, por lo que parto con ventaja frente a un novato o frente a otros locos como yo.

Con todo ello quiero deciros: que estoy muy feliz por tener la oportunidad de correr la Maratón de Pamplona, pero que iré a disfrutar corriendo. Nada de tiempos, nada de marcas, nada de sacrificios. Hay que ser realista con las condiciones, y correr (o andar) para acabar bien.

Además, quería aportar de forma escrita la experiencia de que se puede correr una maratón de forma más o menos saludable, siempre que se haga con responsabilidad y sabiendo en qué has fallado, qué te ha faltado o qué no has hecho. El llamado "Healthy Running".

Después de esta perorata, sólo me queda desearos que vayan bien los entrenamientos y en los próximos días relataré la "Crónica de la Maratón de Pamplona". Esperemos que con buenas sensaciones y sin sufrir. Que en esto del running: ¡hemos venido a divertirnos!

Y en forma de "off topic" hoy 13 de Junio de 2017 (a falta de que me suban las actas), ya puedo decir oficialmente que soy practico running y que soy MÉDICO. De ahí el nombre de "MedRunning". Aquí os dejo el careto de felicidad de un corredor, que ha acabado Medicina:

No hay comentarios:

Publicar un comentario