miércoles, 17 de enero de 2018

Los 5 Elementos clave para el corredor de TRAIL

En los últimos años, la tendencia del corredor se ha ido orientando paulatinamente hacia la modalidad del trail running, el cross y las carreras de montaña. Hemos cambiado el asfalto por los senderos, el aire urbano por la brisa de los bosques y la equipación básica del corredor habitual, por una mucho más específica que aguante los embistes de la naturaleza.

De poco sirven las típicas zapatillas de running, los calcetines low cost, los cortavientos finitos de las grandes superficies o las gorras que se calan de sudor al mínimo esfuerzo. Si quieres pasar del asfalto a la montaña necesitas, al menos, lo que te explico a continuación:

Imagen de solorunners.com

1. ZAPATILLAS DE TRAIL: 

La suela, la estructura, los materiales, casi todo es totalmente distinto a los de unas zapatillas habituales. Hay marcas que incluso no tienen modelos destinados al campo/montaña pero hay otras como Saucony, Joma y Asics que se atreven y sacan sus propios modelos adaptados.

Sin embargo las reinas son La Sportiva, Salomon, Columbia, Lowa, etc. Quédate con sus nombres puesto que son garantía de calidad. Este tipo de zapatillas están diseñadas para resistir el desgaste del terreno pedregoso, suele incorporar materiales que repelen el agua, flexibles para permitir la movilidad máxima, estables para soportar los giros y las posibles caídas y sobre todo, tienen una suela que se adapta a las inclemencias del terreno.

En cuanto a los precios, no suelen ser muy diferentes de las zapatillas de running de gama media-alta. Suelen oscilar entre los 60 y los 110 euros (aunque las hay más caras, o más baratas y de menor calidad), dependiendo de las prestaciones y de la estética. Este elemento es, sin duda, el más imprescindible de todos los de la equipación del trail runner.

Imagen de campz.es

2. CALCETINES TÉCNICOS: 

Tener unas buenas zapatillas y unos malos calcetines es un pecado absoluto. Nuestros pies necesitan una cobertura tanto en comodidad como en transpiración, siendo los calcetines los que nos proporcionan principalmente la una y la otra.

Vale mucho más la pena, tener un par de calcetines técnicos de buena calidad, que tener varios pares de los de tres euros del decathlon. Los calcetines baratos sirven para modalidades deportivas de menor calibre (no demasiados kilómetros por semana). Sin embargo, en la montaña y en el campo, tus pies van a estar varias horas, varios kilómetros sometidos a impactos repetidos, al frío, a la lluvia, a las rocas clavándose en la suela. Necesitas algo más.

En este campo las grandes marcas están bastante más concienciadas y puedes encontrar una amplia variedad. Suelen costar entre 10-20 euros el par, pero a la larga hazme caso, se amortiza tanto económica como deportivamente. Mi recomendación: Lurbel y Salomon.

3. MALLAS Y CAMISETAS 

Tanto si te gusta llevar las piernas al aire libre como si no: déjate de calzonas en el campo. Empieza a acostumbrarte a las mallas. Te hace falta cubrir de forma completa o casi completamente todas las piernas. No sólo por el frío o por el agua, también por los roces y por los posibles animalitos que te puedas encontrar en el campo. Unas mallas técnicas, suelen costar en torno a los 15-30 euros, pero suelen durar bastante tiempo.

En cuanto a la camiseta, que sea técnica, transpirable y de colores claros. Depende de ti la calidad y el desembolso económico que quieras realizar. En mi caso, suelo correr con las camisetas que proporcionan en las carreras populares, pero hay marcas como La Sportiva que tienen unas camisetas a buen precio y con diseños impactantes y originales. 

4. GORRA, GUANTES Y BUFF: 

Si vas a practicar un deporte al aire libre, debes proteger tu cabeza de las radiaciones solares y del frío. Para ello debes hacerte con una buena gorra (a ser posible que tenga prestaciones en transpirabilidad) y para evitar la pérdida de calor, de un buff. Sé que este último parece un complemento de “postureo”, pero lo cierto es que es efectivo, cómodo y suelen estar diseñados para llamar la atención. Queda a tu elección, pero la gorra: imprescindible.

En cuanto a los guantes, hay gente para todos los gustos. Te quitan cierta movilidad y cierta funcionalidad de las manos, pero a cambio te protegen del frío y pueden serte útiles si necesitas agarrarte a piedras o si el camino se vuelve empinado. Por poco dinero puedes hacerte con unos guantes básicos que te sirvan de segunda piel contra el entorno. 

 

5. MOCHILA Y PALOS DE TREKKING: 

Es de lo último que querría hablaros. Ambos complementos son circunstanciales. Si vas a pasar mucho tiempo en la montaña, vas a necesitar reponer las pérdidas de agua y de alimentos. Necesitas una buena mochila que resista la carrera y que sea cómoda. Una vez más, marcas como Salomon, Columbia, Asics, The North Face, son las mejores. Eso sí, es una inversión cara y a largo plazo. Una mochila buena suele sobrepasar los 50 euros, pero duran muchísimo.

En cuanto a los palos de trecking, si vas a empezar a competir en carreras de montaña o sueles hacer recorridos con grandes desniveles y con terrenos difíciles o técnicos: los recomiendo sí o sí. Terminan formando parte de tu propio cuerpo y te ayudan a evitar, entre otras cosas, las caídas. La elección de unos buenos palos, queda a disposición de tu cartera.

Una buena equipación para correr en el campo o en la montaña suele oscilar entre los 100 – 200 euros, pero es una inversión asumible si tienes en cuenta que no estás practicando un “deporte cualquiera”. Mi consejo es que busques en tiendas especializadas o en espacios webs como Campz.es centrados en estas actividades. Si quieres disfrutar de forma segura, tendrás que invertir algo más que tu tiempo. Una pequeña inversión, cientos de kilómetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario