lunes, 8 de enero de 2018

Y si soy un runner, ¿qué pasa?

¡HOLA! Echaba de menos escribir en este, uno de los rincones del running del Internet. Un huequito que ha estado paralizado durante meses pero que he dedicido ¡retomarlo! Especialmente ahora que el mundillo running sigue activo, pero con mucho menos fanatismo.

Espero que en estos meses no hayáis abandonado la práctica deportiva, que el turrón navideño y los excesos no os hayan pasado factura y que las ganas de hacer series...no hayan decaido. Con la llegada del nuevo año, las ilusiones y el calendario de populares ¡se renuevan!

Pero no me enrollo más en los pormenores, vamos a lo que nos atañe. El otro día tuve una guardia médica bastante aburrida, donde aproveché para charlar con una compañera sobre el running. Me comentó que, según ella, el running es mucho postureo, mucho tonto corriendo sin estar preparado, mucho llevar cacharritos y mucha tontería que sólo le ha hecho daño a la sociedad.

Sierra de Aracena

Antes de lanzarme a su yugular decidí darle la oportunidad de ver "el lado bueno de las cosas". ¿Algo bueno tendrá el running, no? Le comenté que gracias al movimiento running, muchas personas sedentarias habían comenzado a hacer deporte, que las tiendas especializadas habían aumentado sus beneficios, que el turismo a pueblecitos que jamás habríamos visitado por nuestro propio pie había mejorado, que viajábamos más, que podíamos conocer a mucha gente nueva, etc.

Sin embargo, ella seguí insistiendo en que lo negativo estaba por encima de lo positivo. Y es cierto en parte. Mucha gente sedentaria que nunca había hecho deporte antes, de pronto pretendía hacer un maratón. Muchos corredores se obsesionaban con marcas, con llevar los últimos cacharros del mercado, con consumir y presumir. Los hay quienes invertían más tiempo en fotos, que en correr pero...¿y qué? ¿Qué hacemos con los miles que sí que salen a correr y disfrutar?

¿Qué hacemos con los nuevos clubes, amigos y actividades que han nacido del running? Por ejemplo: clubes como los Beer Runners han crecido muchísimo gracias al running (y al incentivo de la socialización post-carreras). Otros como "Los informales de Alconchel" en Mairena del Alcor (Sevilla), también surgireron en pleno boom del running, un grupo de chavales con ganas de pasarlo bien, de entrenar juntos, de hacer populares juntos y de socializar después.

Salir a correr, mola

¿Y si pensamos en las carreras populares? La Maratón de Sevilla en una década ha aumentado exponencialmente su tamaño, sus corredores, sus beneficios, TODO. Es uno de los eventos deportivos más gordos de la ciudad de Sevilla. Lo mismo en otras grandes ciudades. Y por supuesto, las carreras populares que se montaron bien en su momento, actualmente son top.

De hecho, el remanente de corredores que siguen en el mundillo actualmente, son los auténticos runners. Aquellos que después de pasarse la moda, siguen al pie del cañón. Algo que comprobé en la media maratón de Los Palacios. Mucha menos equipación innecesaria, menos cacharritos, más correr y menos tontear. La gente estaba disfrutando corriendo, estaban preparados para ello.

Es cierto que llevo mucho tiempo alejado de las populares, pero lo que ví en esta media me ilusionó muchísimo. Si a ello le añado que el otro me añadieron al grupo de los "Cebolleros Runners" (Aracena) y que salí a correr con algunos de ello, mejor que mejor. Se sale a correr para entrenar, para pasarlo bien, para estar sanos, para ser RUNNERS. Fue la caña.

No tengamos miedo de declararnos runners. Dejemos de darle un tinte despreciativo al término, a la práctica deportiva. El boom se ha pasado, quedamos los auténticos, los deportistas. Es cierto que aún hay gente que no está concienciada con los riesgos, con los límites y con la buena praxis pero...en vez de criticarlos, ¿por qué no hacemos visible las cosas buenas del running?

Vamos a ser críticos. Dejad un comentario donde aportéis una cosa buena y una cosa mala que tenga el running. O más simple: ¿os sentis runners? ¿qué significa para ti ser un runner? Gracias por leerme: me alegro de volver a escribir sobre correr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario