sábado, 10 de diciembre de 2016

De Nápoles a la Maratón de Sevilla 2017

El título lo dice todo. No puedo irme de Nápoles sin haber entrenado por sus calles, por sus parques, por su Bosque...para una maratón. Tras varias semanas pensando en cuál sería el destino elegido, finalmente la elegí a ella; la maratón de mi ciudad: Sevilla.

Han sido unas semanas un poco jodidas. Casi todo el tiempo, tenía claro que la elegida sería Roma. Sin embargo el atractivo que me suponía correr en la ciudad eterna, no es comparable al de correr por Sevilla. De hecho, valorando pros y contras...estoy muy feliz con mi decisión.

Además, para correr en Roma había que desembolsar (a estas alturas) los 70 euros de la inscripción, los 15 euros de la RunCard, el transporte (por que pese a vivir en Nápoles...hay que llegar a Roma de alguna forma) y el alojamiento. Por lo que el precio se ponia en unos 200 euros.

Sin embargo, la maratón de Sevilla me ha costado 24 de inscripción, 5 euros de licencia federativa (que coñazo), 65 el vuelo ida-vuelta desde Roma a Sevilla y 20 euros los buses para llegar a Roma desde Nápoles. Prácticamente, la mitad de lo que me habría costado Roma. Y todo ello sin sumarle el incalculable valor de poder estar con mi familia, durante toda una semana.

Tras más de un año de dique seco en carreras populares y por supuesto, en maratón, va siendo hora de retomar la pasión que tanto me deleita. Es el momento de dejar atrás los viejos miedos, de reponerse de los errores pasados y de volver a disfrutar como un niño corriendo 42K.

Tengo que hablaros de la emoción y el frenesí que me invadió en el momento de hacer la inscripción. Un nerviosismo impresionante. Temblando, estaba temblando. En el momento en el que rellené los datos de inscripción y realicé el pago...puff, que subidón. La sensación de tener un enorme reto por delante y luchar para poder afrontarlo, es incomparable.

Imagen de fondo vía: www.zurichmaratonsevilla.es

También es momento de retomar mis buenas relaciones con la Maratón Sevillana. Pese a toda la caña que le meto a los organizadores, la amo con toda mi alma. Sé que es una de las mejores maratones de Europa y sé que se merece (tal y como ha conseguido), recibir la medalla de plata de la IAAF. Eso sí, no la llamaré jamás bajo el nombre de "Zurich"...es la Maratón de Sevilla.

En fin. No sé. Estoy muy emocionado por esta gran aventura. Quizás para muchos parezca una tontería o simplemente lo vean como "más de lo mismo". Sin embargo, cuando llevas "tanto tiempo" sin hacer algo así...todo te parece totalmente nuevo y maravilloso.

Para colmo, la señorita MedRunning me ha preinscrito en los 101 de Ronda. En este caso, le he dejado claro que los correré (sí, los correré), con la condición de que ambos consigamos dorsales. O va el duo MedRunning al completo, o no va. Al menos el hombre, no va solo.

Para terminar, me gustaría preguntaros qué os parece mi decisión y si cabe la posibilidad de retomar el contacto con vosotros a través de la Maratón. Del 16 de Diciembre al 11 de Enero estaré de vuelta por Sevilla, si a alguien le apetece hacer una tirada larga o un entrenamiento normal juntos, estaré encantado de poder disfrutarlo en buena compañía.

¿Mi objetivo? El mismo que para la mayoría de mis maratones (esta sería la octava): disfrutar, disfrutar y disfrutar. Pero si sale un buen tiempo y soy capaz de bajar de las 3 horas y 41 minutos....no diré que no. Simplemente apretaré los dientes y disfrutaré: corriendo la Maratón.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Como preparar un maratón, paso a paso. Volumen 2.

Una vez que has decidido que has decidido correr una maratón y que tienes tus motivaciones claras: ¡hay que ponerse manos a la obra!. Por supuesto, si eres novato (y antes de empezar el entrenamiento), debes hacerte con una equipación adecuada.

No digo que tus zapatillas de deporte, tus calzonas random y tu camiseta de algodón (así comenzamos la mayoría) sean malas...pero si vas a hacer una maratón, ¿qué menos que invertir algo en ti mismo y en el reto que te has propuesto?. Te prometo que no será caro.


En primer lugar: las zapatillas de correr. Todo buen maratonista necesita unas ruedas que le permitan "rodar" (correr) kilómetros y kilómetros, que proteja sus pies y su cuerpo frente al impacto de la carrera y...¿por qué no? Que sean bonitas, o incluso llamativas.

Llegados a este punto y si eres novato, te recomiendo que vayas a una tienda especializada en el mundo del Running. Por el momento, huye de grandes superficies y de negocios no dedicados plenamente a este mundillo. Para el resto de la equipación, sí que puedes ir a estos sitios.

Para elegir zapatillas por tu cuenta tienes que: conocer que tipo de corredor eres, cuantos kilómetros harás por semana, cual es tu presupuesto mínimo y máximo, etc. A menos que conozcas esta información , te recomiendo que te dejes guiar por un profesional.

Con un presupuesto mínimo de 40 euros y máximo de 100, podrás encontrar unas zapatillas de buenísima calidad, adaptadas a tu fisionomía, a tu forma de correr, y de paso podrás empezar a aprender cosillas de este mundo de la mano de gente que "entiende del tema".

En segundo lugar: un par de camisetas técnicas. El algodón es un material muy bueno para regular la temperatura, pero cuando sudas...termina siendo bastante inútil. El corredor de maratón necesita una camiseta especial, transpirable, duradera y cómoda de materiales distintos.

Muchos de nosotros, terminamos usando las camisetas que nos dan en el sinfín de carreras a las que nos apuntamos durante el año. Pero si vas a empezar desde cero, te recomiendo que te des una vuelta por sitios como Decathlon o Sprinter, donde podrás hacerte con un par de estas prendas por unos 10-15 euros. Dos camisetas están bien, pero tres...mucho mejor.


En tercer lugar: un par de calzonas. Más de lo mismo. Para correr hace falta que nuestras piernas, nuestras rodillas, vayan libres. Para ello no hay nada mejor que unas calzonas de running. Si hace frío te puedes hacer con unas mallas, pero personalmente...suelo salir a correr durante todo el año con calzonas, y no tiene ni punto de comparación.

De nuevo, te recomiendo que le eches un ojo al amplio catálogo de productos que te ofrecen las grandes (y pequeñas) superficies. Por menos de 10 euros, te puedes hacer con un par de buenas calzonas que aguanten todo el entrenamiento. A ser posible, que tengan huevera.

En cuarto lugar: dos pares de calcetines, buenos de verdad. Por favor, olvídate de los calcetines blancos de 2,99 los tres pares del Decathlon. No digo que sean malos, pero cuando se trata de cuidar a tus pies: de corazón, cómprate unos buenos calcetines.

De nuevo, te remito a tu tienda especializada de running favorita. En ella, el dependiente/a te podrá aconsejar sobre los distintos modelos de calcetines que tiene, de las prestaciones que te ofrecen y del precio que cuestan. Mi recomendación personal: calcetines Lurbel, son la caña.

Y por experiencia, te recomiendo que no debes escatimar en este tipo de productos. Tener unos cuantos calcetines de calidad, es una de las mejores decisiones que he tomado como corredor (en cuanto a equipación). Se nota muchísimo la diferencia.


En quinto y último lugar: una gorra. Esto ya es una recomendación personal. Por supuesto, puedes salir a correr y prescindir de esta parte de la equipación, pero vas a pasar muchísimas horas corriendo bajo el sol. Además, la gorra no sólo te protege de los ratos UV, sino que también ayuda a mantener la cabeza a una buena temperatura. Es una parte esencial de la equipación.

En cuanto al desembolso, ¿cuánto te va a costar una gorra técnica? ¿3 euros, 5 euros? A diferencia de las camisetas o de las calzonas, es una prende que dura mucho más tiempo. Haz la inversión y no te arrepentirás. La gorra para el corredor, termina siendo seña de identidad.


Recapitulando: unas zapatillas de running (unos 70 euros), un par de camisetas técnicas (unos 15 euros), un par de calzonas (10 euros), dos pares de calcetines buenos (unos 20 euros) y una gorra chachipiruli (unos 5 euros). Total: unos 120 euros. ¿Te parece caro?

La inscripción media para apuntarse a un gimnasio mensualmente, es de unos 30 euros x 12 meses, hace un total de 360 euros (sin contar la equipación). Apuntarse a una piscina, cuesta más o menos lo mismo, en los deportes de raqueta...el instrumento suele valer lo mismo que la equipación completa de running y en deportes como el fútbol...ni te cuento el pastón que se te va.

Es cierto que la inversión inicial que hace un corredor de maratón, es sustancial. Pero una vez realizada, correr es un deporte relativamente barato. Además, estos son los elementos básicos y esenciales que necesitarás para correr una maratón. No te hace falta nada más.

Espero que esta entrada te sea de utilidad y, como siempre, cualquier duda o sugerencia que tengas: déjanos un comentario o escríbenos un correo (medrunning@gmail.com). Me gustaría saber: ¿echas algo en falta en la equipación? ¿te parece caro o barato?

domingo, 13 de noviembre de 2016

Cómo preparar un Maratón, paso a paso. Volumen 1.

La mayoría de personas que acceden a esta web, lo hace buscando las palabras: maratón, maratoniano, maratonista, 42K, etc. Es por ello que quiero comenzar esta saga de entradas dedicadas exclusivamente al mundo del Maratón, la distancia reina del fondo atlético.

Si estás leyendo esto es porque piensas en maratón, quieres saber lo que es o te picaría el gusanillo de correr alguno. ¿Me equivoco? Si llevo razón, déjame decirte que el primer paso que debes realizar para correr una maratón es...¡Querer correr una maratón!.

Parece estúpido, simple y evidente pero es importantísimo que sepas que tener claro el objetivo desde el principio, te ayudará a llegar hasta el final. Si partes de la idea de que deseas correr una maratón (independientemente del porqué), ya comenzaste su preparación.

Ahora me toca hacerte una pregunta, y necesito que la respondas sinceramente: ¿Por qué quieres correr una maratón? Me interesa muchisimo hacerte pensar en ello. Es esencial que el siguiente paso que debes emprender para correr una maratón, sea saber el porqué de ello.

Te contaré mi caso. Mi primera maratón se presentó de improvisto. Corrí mi primera carrera popular allá por 2008, me enganché al movimiento running y, un año después, muchas más populares y un entrenamiento como Dios manda, me hizo terminar una maratón.

¿Quieres saber mi motivación? Disfrutar, pasarlo bien, sentirme bien conmigo mismo, lograr un objetivo que a priori parece inalcanzable, perder peso, etc. Todas esas, eran mis motivaciones por aquel entonces y a día de hoy, la mayoría siguen estando vigentes.

Por tanto, ya has debido responder a las preguntas: ¿quieres correr una maratón? y ¿por qué quieres correr a una maratón? Pero ¡cuidado! Ahora viene la última pieza de este primer puzzle, la pregunta mágica que culmina el triángulo de nuestro Volumen 1: ¿Estás preparado?.

Llegados a este punto, déjame aconsejarte. Si la respuesta es Sí, significa que tienes experiencia como corredor o que físicamente te sientes con las fuerzas necesarias para correr o entrenar un maratón. Si la respuesta es No...¡VAMOS A PREPARARNOS!

Esta entrada es soberanamente simple, pero tienes que darte cuenta que una maratón debe sustentarse en los pequeños y en los grandes detalles. Desear, preparar y terminar una maratón no es algo que todos pueda lograr. Hacen falta muchos ovarios/cojones fuerza de voluntad.

Es por ello que: si estás decidido, si quieres correr una maratón y si quieres que te ayude en tu camino...con esta entrada comienza tu preparación. Cualquier duda, sugerencia u opinión que quieras transmitirnos, escríbenos, déjanos un comentario o contáctanos por redes sociales.

Antes de que te marches, deja claro tu compromiso de forma escrita y déjanos un comentario respondiendo a las preguntas que te hemos formulado: ¿quieres correr una maratón? ¿Por qué quieres hacerlo? y sobre todo ¿Estás preparado? Un saludo.

lunes, 31 de octubre de 2016

Ejercicios divertidos de piernas para Corredores

Lo creáis o no, para ser un buen corredor, no basta sólo con correr. Hace falta realizar una serie de ejercicios complementarios que mejore la musculatura general (sobre todo la del tren superior) y que movilice algunos músculos secundarios en el acto de correr.

De la misma forma, dichos ejercicios también ayudarán a mejorar la eficacia del movimiento, la potencia, el ritmo, la velocidad, etc. En general: que no podemos conformarnos simple y llanamente con salir a correr un par de veces en semana. Hay que complementarlo.

En base a la experiencia, uno de los ejercicios más completos y que más te recomendamos serán las sentadillas. Ese simple movimiento en el que parece que vamos a sentarnos...pero no. Ese movimiento que implica al principal músculo corredor: el señor cuádriceps.

Las sentadillas, se conforman como uno de los mejores complementos aeróbicos para el corredor. Es relativamente fácil de realizar, se puede hacer en cualquier sitio, no es demasiado agresivo ni intenso y puedes hacerlo un par de minutos después de terminar tu entrenamiento de running.

Imagen del libro: Guía de Movimientos de Musculación.

Algunos consejos que necesitas saber a la hora de realizar sentadillas:
  • La espalda, siempre recta. Ni se te ocurra curvarla. Importantísimo.
  • No hace falta hiperflexionar las piernas. Cuando bajes, el tope estará cuando tus muslos formen un ángulo de 90 grados con tus piernas. Semejante a formar una L.
  • Las rodillas deben estar más o menos a la altura de los hombros.
  • La angulación durante la flexión va hacia adelante, no hacia los lados.
  • Las rodillas no se juntan en el centro.
  • Cuando subimos, debemos debemos sentir: cuádriceps, culete y los isquios.

¿CUÁNTAS SENTADILLAS HAGO? 
  • Nivel 1: 10 sentadillas x 3 series. Descansando 30 segundos entre series.
  • Nivel 2: 15 sentadillas x 3 series. Descansando 30 segundos entre series.
  • Nivel 3: 25 sentadillas x 3 series. Descansando 30 segundos entre series.
Esta es una buena rutina de menos a más para ir haciendo sentadillas. Empieza por el nivel 1 un par de veces por semana, después de salir a correr. Ve subiendo de nivel cada dos semanas. Aumenta el número de sentadillas por serie, reduce el descanso. Tú decides. 

Otro ejercicio realmente útil y entretenido es "La patita coja" mezclado con pequeñas sentadillas. Su ejecución es algo más compleja puesto que requiere concentración y equilibrio. Sin embargo, trabajas los músculos típicos de las sentadillas y otros tantos que son esenciales para correr, destacando especialmente la movilidad que se le da a la "cintilla iliotibial" y a los isquios.

¿No sabes de qué ejercicio te hablo o cómo hacerlo? No te preocupes, te traigo un vídeo muy entretenido para que veas su ejecución y su relativa dificultad. Prestar muy atención a las transiciones de movimiento. Puedes hacer el ejercicio tan complicado como tú quieras.

En cuanto a las repeticiones y la series, te recomiendo que empieces con 10 x 3 series y que vayas subiendo semana tras semana. Al no realizar una sentadilla completa, la musculatura no se cansa tanto. Si eres capaz de llegar a 25 repeticiones, verás los resultados en carrera.


Por supuesto, la espalda siempre recta. Si tienes dificultades para mantener el equilibrio, ayúdate de los brazos y trata de dejar la mirada fija en algún punto. Disfruta con el ejercicio, concéntrate en hacer lentamente las transiciones y haz todas las repeticiones que puedas.

Espero que la entrada os haya gustado, que os sea de utilidad y que la pongáis en práctica. Iré trayendo más ejercicios asi que, estad atentos al canal de youtube o al blog. Si hacéis estos ejercicios, dejad un comentario comentando vuestra experiecia.

sábado, 22 de octubre de 2016

La Maratón de Roma y el Certificado Médico.

Una de las cosas que caracteriza a Italia y sus carreras, es la necesidad de presentar un certificado médico por parte de todo corredor extranjero. Por supuesto, los locales también deben verificar un estado de salud óptimo, pero ellos tienen su propio "sistema de verificación".

Para los que venimos de fuera, esta peculiaridad puede resultar algo engorrosa. En España no estamos acostumbrados a que nos pidan tal cosa a la hora de inscribirnos en una carrera. No digo que esté de acuerdo con ello. Veo más que lógico que se obligue a los corredores a presentar un certificado que garantice que puede "correr" o a practir un determinado deporte.


Sin embargo, no todos hemos pagado una sustancial cantidad de dinero para que nos hagan un examen completo. Algunos, hemos ido a nuestro médico de cabecera y le hemos indicado la necesidad de hacernos un chequeo, o de aconsejarnos si podemos o no hacer una maratón.

Es cierto que tu médico de atención primaria, no te va a pedir una ergometría (prueba de esfuerzo), así como así. Es cierto que tampoco te va a hacer una espirometría (capacidad pulmonar), porque tú se lo digas. Y mucho menos un análisis de orina, de forma "espontánea".

Precisamente estas tres pruebas complementarias, junto con una exploración física normal y un electrocardiograma (es más fácil que te hagan este último), es lo que te pide el reglamento de la Maratona di Roma para poder inscribirte en el evento. 

No sé si realmente hace falta esta batería de pruebas para poder correr en Roma, o si basta con un certificado médico ordinario que indique tu buen estado de salud. Si de verdad hace falta este popurrí de análisis...me pensaría mucho el correr en la Maratón de Roma.

Como ya he comentado, muchas de estas pruebas no se hacen de rutina en nuestro sistema sanitario (a menos que haya un buen motivo para ello). De hecho, es innecesario tanta prueba teniendo en cuenta que: con un electro, una buena exploración física y como mucho una ergometría, un médico decente podría aceptar o no que su paciente es APTO.

El otro aspecto que me preocupa sobre Roma, es que te piden estar federado o bien tener algo llamado "RunCard". Ambas opciones cuestan dinero y personalmente, ni me apetece estar federado (puesto que corro, por correr) ni me apetece tener una RunCard.

Todo ello hace que me plantee si de verdad vale la pena desembolsar tal cantidad de dinero para correr en Roma. Como ya he dicho, todo corredor medianamente responsable debería consultar A SU MÉDICO a la hora de afrontar una maratón y hacerse un par de pruebas de rutina. Pero de ahí a tener que acudir a un centro privado, para que te hagan tal cantidad de análisis...

El plazo para inscribirte y que el coste sea de 70 eurazos termina el 14 de Diciembre. Hasta entonces, seguiré pensando y buscando información sobre la Maratón de Roma. Si alguien la ha corrido o sabe algo sobre las carreras en Italia, ruego que nos deje un comentario.

¿Qué opináis vosotros sobre el reglamento de la Maratón de Roma? ¿Es justo, es adecuado o es excesivo a la hora del certificado medico? ¿Hacen falta todas estas pruebas médica para correr una maratón? ¿Algún consejo? Deja tu comentario.